Side Logo

16/11/15

Prótesis mamarias, discordia familiar por falta de información

La inclusión de prótesis mamarias es una de las cirugías plásticas más comunes en la actualidad, y a pesar de su alta frecuencia sigue siendo un motivo de discordia entre padres e hijas, o entre la paciente y el entorno.


La gran mayoría de las veces estos prejuicios creados por la comunidad en general se basan en la mala información al respecto, o el relato de “malas” experiencias.

El mejor camino para “Desmitificar” esta cirugía, es buscar información calificada en manos de ESPECIALISTAS ACREDITADOS, ya que en la actualidad es muy común que esta cirugía, a veces por desinformación o por minimizar costos, se haga en manos de Especialistas de otras Áreas que no solo no tienen el debido entrenamiento y experiencia, sino que muchas veces los “Consejos Médicos” locales los habilitan para tal fin, sin las acreditaciones de Sociedades Científicas de la especialidad.

Este procedimiento esta cargado de mitos, uno de los  más importantes se basa en que es “necesario” un recambio de prótesis cada diez años. En la actualidad, la mayoría de las marcas de primer nivel en el mercado internacional (Nagor, Natrelle, Impleo, Mentor) ofrecen sus productos con garantías de por vida contra “Rotura” y algunas con Garantía de por vida contra “Contractura Capsular” (Cuando la capsula que envuelve a las prótesis se endurece)

Si bien estas garantías existen, no quita que en excepcionales casos (el 1%), pueda ser necesario un recambio.

La Tecnología de construcción de la mayoría de estos productos ha evolucionado notablemente en comparación con años anteriores. Al principio las prótesis estaban hechas de silicona líquida, lo cual entrañaba un gran problema si el producto se rompía, por que se diseminaba con facilidad en el organismo, produciendo reacciones cicatrízales granulomatosas sin certezas sobre el efecto a largo plazo a nivel sistémico.

Actualmente la cobertura está hecha de 4 a 7 capaz del polidimetilsiloxano y el gel es “cohesivo” de tal manera que si la prótesis se rompe (Situación realmente difícil incluso con traumatismos), no se disemina, sino que se vuelve a meter dentro de la prótesis.

Algunas marcas específicas, de preferencia, tiene Gel de “alta cohesividad” (Impleo) Donde esta característica esta potenciada.

De esta manera quda desmitificado el “riesgo” inherente al producto, siempre y cuando se utilicen productos de calidad y primera línea. (Es fundamental que el profesional SIEMPRE entregue los papeles de acreditación de la prótesis, los cuales se pueden chequear en la distribuidora)

En la Actualidad ciertas marcas han sido retiradas del mercado como PIP (A nivel mundial) y Silimed (Solo del mercado Europeo) debido a que no cumplían con las normas internacionales de los entes reguladores.

Otro Mito a saber, es sobre el “Riesgo” potencial de la cirugía en si; Técnicamente la cirugía de inclusión de prótesis, es una cirugía segura, en donde nunca se entra en contacto con órganos internos, siempre se trabaja por arriba de la parrilla costal, y no se toma contacto con ningún elemento anatómico noble como nervios, o arterias importantes. Sumado a esto, en la actualidad, las técnicas anestésicas han evolucionado tanto que permiten márgenes totalmente seguros solo con sedación, sin que se experimente ningún tipo de dolor, además de que la complejidad de ciertos centros quirúrgicos también han evolucionado tecnológicamente.

Por otro lado, la estructura funcional de la glándula, no se ve perjudicada en absoluto en su desarrollo a futuro (otro motivo por el cual muchas madres limitan con la edad a sus hijas para realizar la cirugía) Lo fundamental en este caso, es entender la estabilidad emocional de la persona más allá de la edad cronológica, donde paradójicamente las adolescentes rara vez plantean un problema en este aspecto, ya que la mayoría de las veces solo hacen el procedimiento para mejorar su cuerpo. No sucede esto muchas veces con pacientes adultas.

Tampoco se ve afectada en absoluto la lactancia, y el hecho de que algunas pacientes crean conveniente esperar para tener hijos antes de hacer el procedimiento, no es un motivo que tenga fundamento, debido a que la fisonomía de la glándula y de la piel sufrirá los cambios necesarios del embarazo y lactancia, con o sin prótesis previa luego de esta etapa. Esto depende fundamentalmente de la calidad de los tejidos de cada paciente.

En conclusión, la mamoplastia de aumento es un procedimiento que comienza mucho antes de entrar a quirófano, y el examen físico para la correcta elección de la prótesis (Tipo, volumen, proyección) el plano a colocar (atrás de la glándula o atrás del musculo) y ciertos detalles técnicos pueden hacer grandes diferencias en el resultado.

La glándula mamaria es el signo de femineidad más importante de la mujer, en ella hay un gran significado distintivo del género, tanto por ser el alimento al fruto de la concepción, como también así por ser una zona erógena y de atracción sexual.

Una glándula estéticamente agradable, puede tener un gran impacto en la seguridad y autoestima, pilares fundamentales para desarrollarse en todos los ámbitos de la vida.

La estética bien entendida, también es salud. El camino inicial para recorrerla, es quitarse todas las dudas y prejuicios con información calificada.

Consultá el sitio del Dr Argañaraz en www.anibalargañaraz.com.ar o la fanpage, Dr. Anibal Argañaraz en facebook.