Side Logo

14/07/17

Recomendaciones para proteger a los más pequeños del frío

Durante los meses de frío, los más pequeños de la familia son uno de los grupos más vulnerables al contagio de enfermedades. La estación más fría del año trae aparejadas un sinfín de enfermedades y son los más pequeños, al igual que los adultos mayores, los más indefensos a la hora de contagiarse.


Las dudas y los remedios populares, se multiplican en una casa con un niño enfermo. Por eso siempre es mejor aclarar algunas cuestiones clave.

El Doctor Alberto Romero, especialista en Alergia e Inmunología, en el Hospital de la Madre y el Niño, respondió las dudas más comunes acerca de éste tema.

"Por ejemplo, el niño tiene que estar razonablemente abrigado, no demasiado porque si no, se va a destapar, ya que los chicos no toleran el calor excesivo" aclaró el inmunólogo.

“La calefacción más idónea para el hogar, es la que no genere nada de polución, es decir, que no levante polvo del ambiente, como los radiadores de agua caliente o losa radiante, suelen ser la mejor opción. El problema es que a veces reseca demasiado el ambiente, por lo tanto, hay que mantener cierto grado de ventilación. Las estufas de gas, braseros y demás, son muy desaconsejables porque aumentan la inseguridad dentro de las casas, al producir monóxido de carbono. Es conveniente no superar los 22 grados de temperatura” recomendó el Dr Romero.

“El uso permanente de un humidificador, no se aconseja salvo prescripción, ya que, lo único que hace es aumentar la humedad dentro del domicilio y favorecer que haya más ácaros y hongos, que potencialmente van empeorar la alergia o favorecer que se contraiga –continuó explicando el Dr Alberto Romero- al igual que los baños de vapor, en algunos casos de tos seca, pueden dar alivio sintomático.

La humectación por vapor sirve nada más que en casos muy puntuales, mientras que las nebulizaciones con salbutamol se indican cuando hay síntomas bronquiales, siempre con prescripción del médico”

Las nebulizaciones son un método para administrar medicación a la vía aérea, bronco dilatadores, como el salbutamol, en niños pequeños.

“En cuanto a la alimentación el organismo necesita un aporte de calorías extra, que podemos obtener con hidratos de carbono y proteínas, por eso los guisos sin grasa excesiva, son una buena opción, sin olvidar e incluso redoblar, el consumo de fruta de temporada para mantener el aporte de vitaminas, y vegetales, por ejemplo a través de caldos o sopas” indicó Alberto Romero, especialista en Alergia e Inmunología .

Es importante recalcar no automedicar al niño y concurrir a tiempo al médico, cuando comience a tener los primeros síntomas como tos, fiebre, etc y cumplir el calendario de vacunación.