Side Logo

12/08/17

Dos nenas embarazadas en Mendoza, producto de violaciones

El tío de una de ellas está detenido, sospechado de ser el autor de la violación. Y se busca aún al agresor de la otra nena. En ambos casos, el aborto es muy peligroso por lo avanzado de la gestación.


Dos chicas, una de diez y otra de once años, se encuentran internadas en distintos hospitales de la provincia de Mendoza por estar embarazadas de 32 semanas. Según indicaron ayer fuentes judiciales, debido a su edad en ambos casos se deduce que fueron violadas. El tío de la primera está detenido como principal sospechoso, mientras que la Justicia investiga quién abusó de la segunda. Si bien la jurisprudencia establecida por un fallo de 2012 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación –en el que autorizó la interrupción del embarazo de una adolescente en Chubut que había sido violada por su padrastro– permitiría abortar también en estos casos, lo avanzado de los embarazos podría poner en riesgo la vida de las chicas en caso de abortar, según explicaron los médicos que atienden a una de ellas.

El procurador de la provincia, Alejandro Guillé, informó que la chica de 10 años fue con su madre al Hospital Pediátrico Humberto Notti de la capital mendocina por un fuerte dolor de panza. Cuando los médicos la revisaron y descubrieron que estaba embarazada, las autoridades del hospital aplicaron el protocolo para casos como éste. “Se puso en marcha el protocolo, le dieron aviso a la fiscal, que se puso en contacto con el juez de Menores y se tomaron todos los recaudos necesarios hasta dar con la persona que quedó detenida”, indicó Guillé. Fue la fiscal Cecilia Bignert quien luego de hablar con la niña ordenó la detención de su tío de 23 años, imputado por “abuso sexual agravado por el vínculo y la convivencia”, apuntó el Procurador. “Nos estamos ocupando ahora de producir la prueba, el ADN que es vital para ver si la persona sospechada es realmente el autor. Los padres desconocían que ella estaba embarazada y la niña naturalmente ha manifestado lo mismo, y también mencionó a ese tío. Hasta ahora sabemos de un abuso, pero seguramente en unos días, mediante Cámara Gesell le podremos recibir declaración con todas las garantías y los cuidados del caso, cosa que ahora no podemos hacer por su estado”, agregó Guillé.

En tanto, la otra chica, de once años, fue trasladada desde el Hospital Las Heras de Tupungato en ambulancia hacia el Hospital Scaravelli de Tunuyá, debido a que al ser tan pequeña físicamente es un caso de alto riesgo, según indicaron fuentes judiciales. La Justicia investiga quién fue el hombre que la embarazó, para lo cual también harán una prueba de ADN. Fuentes judiciales informaron que el juez a cargo de la causa declaró el secreto de sumario total sobre el caso, por lo que no se brindará información hasta lo autorice.

El abogado especialista en derechos humanos Diego Lavado aseguró que “lo que sucede con los embarazos de menores de edad es que ese embarazo legalmente siempre es producto de una violación”. En casos como estos, el abogado sostuvo que “lo que correspondería es que si está el consentimiento del progenitor, el médico debería proceder a la interrupción del embarazo. La Corte Suprema de Justicia de la Nación recomendó que a nivel nacional se adoptara un protocolo de cómo actuar ante estas situaciones”. Sin embargo, en el caso de la chica de 10 años, los médicos advirtieron que la posibilidad de abortar estaría descartada “por el avanzado estado del embarazo, que es de casi ocho semanas”.