Side Logo

13/09/17

Netanyahu usó la visita a Argentina para reclamar a EE.UU. el pacto con Irán

El jefe del gobierno de Israel elogió el rumbo económico liberalizador de Mauricio Macri y preparó el terreno para apoyar a Donald Trump si el presidente norteamericano decide tumbar el acuerdo nuclear con los iraníes.


Benjamín Netanyahu usó a la Argentina como plataforma. Se despidió del país hablándoles no a los argentinos sino, en realidad, a los legisladores norteamericanos. Dijo que el acuerdo de los Estados Unidos con Irán “es un mal acuerdo” y que para él solo hay dos opciones: “O se arregla o se cancela.”

El mensaje sobre el arreglo de la cuestión nuclear iraní fue el más importante tras la reunión a solas con Mauricio Macri y antes del almuerzo que le ofreció el gobierno argentino. Al mencionar la enmienda o la cancelación, dijo el primer ministro israelí que “tenemos oportunidades que nunca existieron en el pasado”.

La frase debe traducirse así: “Hoy en los Estados Unidos el presidente es mi amigo Donald Trump y no mi enemigo Barack Obama”.

El propio Trump está batallando con el Congreso de su país con vistas a revisar el acuerdo con Irán el 15 de octubre. Ninguna gira de un primer ministro israelí es comprensible sin tener en cuenta el tablero global tal como se ve desde Tel Aviv y Jerusalén.

El experto en cuestiones diplomáticas del diario israelí Haaretz Barak Ravid relató un encuentro sobre contraterrorismo protagonizado por el ministro de Asuntos de Inteligencia Yisrael Katz. Casualmente Katz recomendó a Netanyahu, quien después de la Argentina irá a Colombia y México y rematará su visita en los Estados Unidos, que le plantee a Trump suspender, anular o enmendar el acuerdo nuclear vigente con Irán.

Si el 15 de octubre Trump le dice al Congreso que Irán está violando el acuerdo, despejará el camino para la reinstalación de sanciones por parte de los Estados Unidos y para su retiro del acuerdo que además de Teherán y Washington firmaron China, Rusia, el Reino Unido, Francia y Alemania.