Side Logo

13/09/17

Video: Sergio Gonal se quebró al hablar de su hijo con Asperger

El actor habló de su relación con Lucas, quien padece ese síndrome desde los 6 años y aseguró que se arrepiente de no haber hecho más por el pequeño. "Si tenés un chico discapacitado hacé todo lo que tengas a mano, porque todo va a ser poco", se lamentó.


Por primera vez Sergio Gonal habló de su vida privada y reveló detalles de su hijo Lucas, quien padece del síndrome de Asperger. 
 
"Estamos en un programa de televisión y puede ser útil para 300 mil, 30 o una persona que nos está mirando. Para que esa persona no cometa el mismo error que yo cometí", reveló en "Vino para vos".
 
Sergio contó que fue papá a los 18 años y tuvo tres hijos de su primer matrimonio: Brian (31), Lucas (27) y Maia (14). Sin embargo, Gonal se lamentó nunca haber logrado un buen vínculo con Lucas, quien es discapacitado. "A la nena me la llevé a Disney, al más grande me lo llevé a Nueva York. Trato de dar todo, pero con Lucas no puedo conectar", detalló.
 
"Si tenés un chico discapacitado hacé todo lo que tengas a mano, porque todo va a ser poco. Siento que por laburo, porque uno se va metiendo en la vorágine de hacer temporada, se va de viaje, siento que hice poco por Lucas. Sin embargo, va al mejor establecimiento que podamos haber encontrado… Desde hace años que no le falta nada, pero siento que todo es poco", aseguró.
 
"En Mar del Plata nos decían que tenía un retraso en el desarrollo madurativo. Después nos dijeron que era sordomudo. Yo pensaba que no… y te empezás a desesperar. Cuando pego el laburo en VideoMatch, mi primer sueldo era 860 pesos. Entonces voy al mejor especialista que me cobraba 600 pesos. Me dice que tiene síndrome de Asperger", explicó y detalló: "En esa época se hablaba que había que llevar los chicos a Cuba. El doctor me dijo: 'Sergio no gastés dinero en nada, esto ya está así, tratá de buscar un establecimiento donde Lucas pueda ser lo más autónomo posible'. Y eso fue lo que hice. Mi mea culpa es haberle hecho caso a ese doctor. Yo siento que uno tiene que intentar todo. En su momento cuando Lucas tenía 6 años, que fue cuando lo diagnosticaron, me lo tendría que haber llevado a Cuba, a Canadá", se lamentó.