Side Logo

13/09/17

Boca va por el pase a octavos ante Brown de Puerto Madryn

El partido se disputará desde las 20.10 en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza. El ganador del cruce se medirá con Rosario Central.


Boca Juniors, un especialista en Copa Argentina al haber ganado tres de las seis ediciones, es claro favorito para avanzar hoy a los octavos de final de la edición 2016/17 cuando juegue ante Guillermo Brown de Puerto Madryn, que actúa en la Primera B Nacional y que en la pasada temporada culminó tercero, a un paso de conseguir el ascenso a la Superliga.
 
El encuentro se desarrollará en el estadio Malvinas Argentinas, en Mendoza, desde las 20.10, con el arbitraje de Facundo Tello.
 
El ganador de esta eliminatoria tendrá como adversario a Rosario Central en octavos de final.
 
"El Xeneize" es el máximo favorito para ganar la Copa porque reúne dos condiciones fundamentales: un notable plantel en cantidad y calidad, probablemente el mejor del fútbol local, y no juega una copa internacional (como si lo hacen River e Independiente) colocando al certamen como un objetivo prioritario ya que puede darle la segunda vuelta olímpica en 2017.
 
El equipo del mellizo Barros Schelotto, que en junio pasado fue campeón del certamen de Primera División, suma nueve partidos sin derrotas (la última ante River el 14 de mayo pasado de local), con ocho en primera y la restante en 32vos. de final de la Copa Argentina cuando goleó 5-0 a Gimnasia y Tiro de Salta.
 
Ante este opulento Boca estará Guillermo Brown, que culminó tercero en el certamen de la B Nacional 2016/2017, detrás de Argentinos Juniors y Chacarita, quedando al borde del ascenso.
 
No obstante, el equipo que jugará ante Boca no tiene nada que ver con ese que estuvo hasta la fecha final pugnando por ascender, ya que el entrenador hoy es Ricardo Pancaldo en reemplazo de Gastón Esmerado, tiene 20 jugadores nuevos quedando del pasado plantel los tres arqueros Emanuel Bilbao, Andres Mehering y Gonzalo Laborda.
 
Este partido se debió jugar el 23 de agosto pasado pero se postergó a causa de que el equipo patagónico apenas tenía siete jugadores y recién iba a comenzar la pretemporada, motivos por los cuales Boca accedió a diferir el compromiso.