Side Logo

14/10/17

Presentaron dispositivo que mide la glucemia en embarazadas y niños sin pinchazos

Se trata de un nuevo sistema de monitoreo de los, niveles de azúcar en sangre, denominado "FreeStyle" para el control de pacientes diabéticos, basado en el uso de un sensor pequeño que se coloca en el brazo y realiza mediciones minuto a minuto sin necesidad de pinchazos; como también la utilización de un lector que permite obtener resultados en 5 segundos, proporcionando información comprensible para el paciente.


Con la presencia de la ministra de Salud, Judit Díaz Bazán, profesionales del laboratorio Abbott dieron a conocer este miércoles  en el Hospital de la Madre y el Niño, un nuevo sistema de monitoreo de glucosa, a partir de un aparato de avanzada tecnología que beneficiará a niños y mujeres embarazadas con diabetes.

En esta oportunidad profesionales riojanos realizaron una prueba de medición de los niveles de azúcar en sangre a dos pacientes diabéticos: Gonzalo de 9 años, con tratamiento por diabetes desde hace dos años y Rocío, embarazada de 10 semanas, quien padece diabetes gestacional. Cabe resaltar que con la utilización de este sistema los pacientes podrán medir la glucosa sin necesidad de pincharse.

 

En esta ocasión, la ministra, Judit Díaz Bazán comentó que la implementación de este  sistema significa un gran avance e innovación en la salud "contribuye a mejorar la calidad de vida a los pacientes y el padecimiento de esta enfermedad en particular, además permite efectivizar el desempeño de los profesionales. La glucemia medida por un sensor y sin dolor, transforma la vida del paciente, de padres si se trata de un niño, y de mamás de jóvenes embarazadas. Esto significa innovar en salud" expresó.

Por su parte, la licenciada Cecilia Godino, representante del laboratorio Abbott comentó que "el paciente se ve beneficiado por que dejaría de pincharse todos los días los dedos. Con un solo escaneo podrá saber los niveles de glucemia que tiene durante el día y tantas veces como lo desee, permitiendo el manejo óptimo de la enfermedad a través de una alternativa indolora" explicó.

El sistema de monitoreo de glucosa en sangre se realiza sin generar dolor en la aplicación y la medición. El aparato consiste en un pequeño y redondo sensor, aproximadamente del tamaño de una moneda que, colocado en la parte superior del brazo que, minuto a minuto, mide la glucosa en líquido mediante un pequeño filamento que se encuentra colocado justo debajo de la piel y se mantiene en el lugar unido a un pequeño parche adhesivo.

 

Con sólo acercar el lector -un dispositivo similar a un celular, a unos cuatro centímetros del sensor- se "escanea" automáticamente el dato en menos de un segundo, sin provocar dolor. Y lo más importante: además de la medición momentánea arroja un historial de los niveles de glucosa a lo largo del tiempo.

 

Según indicó la Ministra, actualmente, para poder tener un buen control de la enfermedad, los diabéticos tipo 1 deben aplicarse entre 4 y 6 inyecciones al día, y hacerse entre 3 y 5 punciones diarias, alternado la calidad de vida de cualquier persona.

"Es un avance grandísimo porque implica brindarles la posibilidad a los pacientes de mejorar su calidad de vida y el tratamiento" explicó Díaz Bazán. A su vez,  se refirió a la situación de los niños diabéticos "es angustiante para los papás de los niños con diabetes tener que despertarlos por las noches  para pincharlos y hacerles la medición. Con este aparato ya no será necesario, ésta tarea la realizarán con solo pasarle el lector" expresó la Ministra.