Side Logo

16/10/17

Brindan recomendaciones para evitar la entrada de objetos extraños en oídos y boca

A raíz del crecimiento de consultas que se viene atienden en guardia y consultorio, el Doctor Carlos Romero, otorrinolaringólogo del hospital de la Madre y el Niño, brindó a los padres, una serie de pautas para evitar este tipo de accidentes domésticos.


"La recomendación básica y fundamental es usar el sentido común, jamás apartar la vista del menor y evitar que tenga acceso objetos minúsculos, tales como piezas diminutas de juguetes, collares, monedas, adornos, trozos grandes de alimento, y semillas" aclaró el médico.

"A medida que el bebé va creciendo, va adquiriendo la capacidad de moverse, girarse, observar y llevárselo todo a la boca. Cualquier objeto a su alcance, aumentará el riesgo de atragantamiento, a partir de los 4 meses de edad, los trocitos de comida, las piezas de algunos juguetes que puedan alcanzar, o los objetos que le den otros niños de su entorno, pueden ser causa de este tipo de accidentes" explicó Romero.

"También representa un peligro cualquier objeto que puedan introducirse jugando por la nariz, y sin querer, terminan aspirándolo, y puede llegar hasta el pulmón y comprometer las vías respiratorias" argumentó el Dr Alberto Romero, que añadió, "Igual ocurre por ejemplo, con los oídos, el niño tiende a experimentar con todo y cualquier objeto puede introducirse en el pabellón auditivo, con el peligro que supone para el tímpano" explicó el profesional.

En caso de que un niño se atragante en casa, hay que saber actuar con rapidez, ya que de forma instintiva, a veces se dan golpes en la espalda, con la intención de ayudar pero, esto no debe hacerse porque el cuerpo extraño puede moverse y la obstrucción parcial puede convertirse en total, de modo que es mejor evitar dar al niño golpes en la espalda y acudir al hospital lo más rápido posible.
 

"El mayor número de casos que hemos atendido aquí en el hospital, ha sido de niños entre los dos y los cinco años que están, precisamente en la edad de aprender, si se les enseña, que ciertos objetos y juegos pueden ser muy peligrosos, prestándoles la atención constante a los más pequeños, evitaremos este tipo de sustos" concluyó Romero.