Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital
30/10/17


El gobierno sostuvo que hará respetar las leyes que amparan a trabajadores

El Gobierno de la Provincia anunció que acompañará a los trabajadores para que se respeten los procesos de desvinculación y el cobro total de las indemnizaciones, en los casos de las dos empresas radicadas en la provincia que anunciaron hoy la desvinculación de 13 de sus trabajadores y el cierre total de la planta, respectivamente..



Las autoridades provinciales realizaron numerosas gestiones ante la Nación y aun no se pudo revertir el contexto en el que se encuentra la apertura a las importaciones, que es señalada como la medida que más perjudica a las industrias del norte del país. Se trata de las empresas Polinoa, dedicada a la producción de bolsas y envoltorios plásticos, y Chilcal, una textil que produce mamelucos de trabajo a firmas nacionales.

El ministro de Industria de la provincia, Rubén Galleguillo manifestó respecto a la situación de Polinoa, que anunció el desvinculamiento de 13 de sus trabajadores, que “la planta vive una situación de crisis desde hace varios meses, por múltiples motivos: Uno de ellos el achicamiento de su mercado debido a la prohibición del uso de bolsas plásticas que eran expedidas en gran cantidad por súper e híper mercados en todo el país”, esto llevó a un proceso que fue empeorando con el tiempo y que hoy vemos sus consecuencias.

No obstante, Galleguillo informó que la empresa continúa negociando con sus empleados para ver la mejor manera de conservar las fuentes de trabajo. “Esperemos que con el diálogo lleguemos a buen puerto, y si no es así, haremos que se respeten las leyes que amparan a los trabajadores”, indicó.

Sobre Chilcal, empresa que anunció el cierre definitivo y con ello el despido de 50 trabajadores, Galleguillo recordó que la empresa “se ve perjudicada por los altos costos que le significan producir mamelucos de alta calidad, lo cual no le permite competir con las importaciones, que producen igual o mayor volumen por menor costo”.

Subrayó que desde la cartera a su cargo, se realizaron numerosas gestiones ante Nación y aun así “no pudimos revertir el contexto en el que se encuentra la apertura a las importaciones. No pudimos establecer un marco regulatorio que ampare ciertos sectores, como el textil, que es por el sector que más pedimos protección”, dijo al tiempo que agregó que “igualmente estamos evaluando distintas alternativas de solución que esperamos se puedan materializar. En tanto esperamos que el propietario de Chilcal regrese de su viaje al exterior para conversar sobre la situación de sus trabajadores”.

Amparo a los trabajadores

Sobre la vulnerable situación en la que se encuentran los trabajadores despedidos, la secretaria de Trabajo, Miriam Espinoza, confirmó que se acompañará a los trabajadores en todo el proceso de desvinculación para que se respete el mismo.

 

Informó también que, respecto a Polinoa, la audiencia entre las partes se concretará este miércoles 1 de noviembre para llegar a un acuerdo en cuanto a la indemnización. Sobre esto, Espinoza amplió que a los trabajadores de ambas firmas, tanto Polinoa como Chilcal, les corresponde el 100 por ciento de la indemnización ya que las empresas no informaron, ni se ajustaron a un procedimiento de crisis.

Espinosa consideró que “estábamos pasando por un momento de calma en cuanto a los despidos, que era muy bienvenido para la gente del Parque Industrial, pero era una cuestión evidente que tras pasar los comicios lamentablemente la situación iba a empeorar”.

Agregó que “la situación en Chilcal es más drástica. Los notificaron el viernes que a partir del 30 de noviembre se quedan sin trabajo, argumentan baja en ventas y por esa razón se desvincula al total del personal que son alrededor de 50 personas que viven directamente de la producción de la empresa”.

Asimismo, subrayó que “la Secretaría de Trabajo está trabajando arduamente al lado de los trabajadores asesorándolos legalmente para que, en el lapso de los 30 días, los empleados puedan cobrar el 100 por ciento de lo que les corresponde por indemnización”.

Sobre el diálogo con la empresa Chilcal, Espinoza manifestó: “Intentamos hablar con el propietario pero él no se encuentra en el país por lo que por el momento nos estamos manejando con su apoderada, quien nos dijo que la decisión que tomaron es irreversible. Argumentan baja en ventas también y puntualmente señalan a la apertura a las importaciones como la decisión que más los perjudicó. Ellos producían para la firma Dunlop, y en el último tiempo esta marca optó por importar”.



Te puede Interesar