Side Logo

03/11/17

La zanahoria y el bronceado natural

La zanahoria en el caso del bronceado natural, ayuda a que la piel se mantenga protegida de manera natural, de manera que podrá ir adaptándose a la cantidad de luz y de calor de manera gradual, sin acabar con las quemaduras y zonas rojas de la piel, cuando se expone al sol.


La zanahoria alimenta y protege. Como planta que es presenta unas ventajas evidentes para el organismo. Su cultivo para la alimentación humana es muy reciente. La razón es que esta planta originariamente era bastante venenosa. Fueron los hortelanos franceses y alemanes quienes eliminaron su peligro. Por medio de una paciente selección y cruces neutralizaron su veneno y produjeron las raíces que, hoy en día, son un compendio de vitaminas.

Esta planta presenta unas hojas compuestas, y flores blancas y amarillas. La parte comestible es la raíz. Es muy carnosa, presenta un aspecto coniforme y de color anaranjado. Entre sus parientes se encuentran el apio, el nabo y el hinojo.

La zanahoria contiene un 20% de desperdicios, proteínas en un 1,5%, un 0,2% de grasa, 7,3% de azúcares y abundantes vitaminas. Predomina la de tipo A en forma de provitaminas, sólo igualada por las espinacas, y con casi el doble de cantidad que el perejil. Posee también hierro, potasio y calcio en niveles muy considerables y algo menos de fósforo. Aporta alrededor de 40 calorías por cada 100 gramos de alimento.

Propiedades

La principal propiedad es que está hasta arriba de betacarotenos, la conocida vitamina A. Se sabe que es rico en ellos, por su color, ya que los alimentos que poseen colores anaranjados y rojos, son ricos en betacarotenos y son los más indicados para que el bronceado funcione.

Alto en antioxidantes, por lo que frena el envejecimiento de las células, ayuda a regenerarlas de manera más fuerte y mantiene el organismo y el exterior mucho más fuerte y joven, retrasando su envejecimiento.

También, posee una toxina llamada “falcariol”, que es capaz de reducir un tercio, los riesgos de desarrollar un cáncer. Y posee ácido fólico, que es fundamental para mantener la salud fuerte, porque combate la anemia y refuerza el sistema cardiovascular.

Gracias a su vitamina B3, los sistemas respiratorio y digestivo, salen beneficiados con el consumo de esta raíz.

La zanahoria en el caso del bronceado natural, ayuda a que la piel se mantenga protegida de manera natural, de manera que podrá ir adaptándose a la cantidad de luz y de calor de manera gradual, sin acabar con las quemaduras y zonas rojas de la piel, cuando se expone al sol.

Esto, por supuesto, no quiere decir que puedes comer zanahorias y adiós a la protección solar, en absoluto. La protección debes echártela y la zanahoria, ayudará a que tu piel se adapte lo antes posible.