Side Logo

14/11/17

Délfor Brizuela repudió los cambios por decreto de la ley de Salud Mental

El secretario de DDHH, Délfor Brizuela, calificó como “otro paso atrás”, la inminente modificación por decreto presidencial, del decreto reglamentario de la Ley Nacional de Salud Mental.


El titular de DDHH de la provincia, recordó que la ley fue una conquista “anhelada” por pacientes con sufrimiento subjetivo, familias y asociaciones defensoras de los derechos de los pacientes y sus familias, la comunidad científica y terapéutica y el conjunto de la sociedad que “avanzó” en la conciencia de integración y no segregación y en la valoración del paciente como sujeto de derecho, concordante con la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad de Naciones Unidas.

 

Brizuela indicó que con ésta modificación anunciada y pretendida, se "hecha por tierra" logros en materia de estándares de DDHH para quienes sufren padecimientos subjetivos.

Asimismo indicó que el efecto regresivo se patentiza en la vuelta a la super-institucionalización del Manicomio que en el espíritu y letra de la ley se propendía al proceso inverso de la desmanicomialización que “humaniza e integra”.

Para el funcionario, la prevalencia, en la concepción de la enfermedad de padecimientos subjetivos a lo biológico médico, sobre otros aspectos intervinientes, determinantes, de carácter Histórico, social, cultural, económico y psicológico desnaturaliza el derecho a una defensa técnica, dando protagonismo unilateral al Juez.

Además esta modificación sostuvo  Brizuela, reposiciona la lógica obsoleta del modelo tutelar de sustitución de la voluntad desvirtuando, el paradigma de sujeto de derecho del padeciente y quita la competencia del Ministerio Público de la Defensa para proteger al paciente y como cabeza del órgano revisor, instituto creado en la Ley a fin de garantizar el cumplimiento de plazos de internación y demás medidas terapéuticas.

Nuestra provincia, adhirió a la ley nacional y, además, sancionó una ley propia enmarcada en los parámetros de la ley nacional. Este año, recordó Brizuela, se hicieron avances significativos de carácter interinstitucional, para su definitiva reglamentación.

Por último el  Secretario de DDHH, manifestó que con éstas noticias, “se da una marcha atrás lamentable”, e instó a movilizar la conciencia y el reclamo de ciudadanos y organismos públicos y de la sociedad civil, para defender los derechos consagrados en la ley de Salud Mental.