Side Logo

20/11/17

Bomberos voluntarios, ejemplo de entrega y sacrificio

En esta nueva entrega de Historias de Vida conocemos a Diego Gómez, bombero voluntario de Águilas de Acero, y a través de él a todos aquellos servidores anónimos que acuden a emergencias como incendios, accidentes viales o de rescate. Una difícil labor en donde los trabajadores arriesgan la vida por otros, demostrando una gran vocación de servicio y amor al prójimo.


Sacrificio, valentía, trabajo en equipo y amor al prójimo son algunas palabras que definen la gran labor de un bombero voluntario, héroes que entregan todo por salvar una vida sin pedir nada a cambio.

Con una fuerte vocación de servicio y de solidaridad, Diego Gómez presidente de Águilas de Acero habló con Historias de Vida sobre esta noble actividad, primeramente comentó que hace 11 años es paramédico y desde ese lugar comenzó a interesarse por el trabajo de los bomberos, que arriesgan su vida para salvar una víctima.

Expresó que luego de juntarse con integrantes del Cuartel de Bomberos Águilas de Acero “Me ofrecí para capacitarlos, era una ida y vuelta, yo los capacitaba en lo que era primeros auxilios y trauma, y ellos darme ese toque de adrenalina, euforia y de sacrificio que yo no lo tenía ante ciertas adversidades, y también capacitarme en la parte de incendios, fue ahí donde dije este es mi lugar”.

En la actualidad el cuerpo de bomberos Águilas de Acero está integrado por 45 personas, entre ellos adolescentes que además de compartir historias de rescate, riego y adrenalina los une el respeto, el orden y la colaboración. Mirá la entrevista.