Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

01/12/17

Los nuevos casos de HIV-SIDA son más prevalentes en hombres que tienen sexo con hombres

Según las últimas estadísticas del Centro de Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Transmisibles (CEDITET), si bien los nuevos diagnósticos en el 2017 no han aumentado, el HIV-SIDA, vuelve a comportarse como en los orígenes de la epidemia, con una prevalencia mayor en hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, lo que evidencia la falta del uso de preservativo, sobre todo en los más jóvenes..



Por motivo de conmemorarse hoy el Día Lucha contra el  HIV-SIDA, El INDEPENDIENTE dialogó  con el coordinador del CEDITET, Adrián Ríos, quien informó que los nuevos diagnósticos en La Rioja no han aumentado, al igual que en la Argentina como en el mundo, “tenemos una meseta de hace aproximadamente cuatro a cinco años, donde la enfermedad no disminuye lamentablemente, pero tampoco ha crecido”.

No obstante, indicó que están viendo que “la enfermedad se vuelve a comportar como era en sus principios, una enfermedad que era más prevalente en los hombres, en hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. En las mujeres ha disminuido la cantidad de diagnósticos”.

Para Ríos, el aumento de nuevos diagnósticos en hombres que tienen relaciones sexuales con hombres “indica  que los hombres no están usando preservativo. Siempre comparamos con las épocas del principio de esta enfermedad, que era una enfermedad del hombre, la mujer no estaba incluida, y que no usaban  preservativo. Y sigue siendo el mismo problema, la falta del uso del preservativo”.

“Hombres jóvenes”

En la Provincia, el CIDETET de 3.833 testeos que realizó desde enero a octubre de presente año, en 57 estudios se diagnosticó el HIV, siendo la mayoría hombres. “Lamentablemente en lo que son hombres, las edades son mucho más jóvenes y casi adolescentes. Y los diagnósticos en mujeres, son personas adultas, a partir de los 35 años, en cambio los jóvenes son a partir de los 18, hasta los 30 años aproximadamente, esa es la franja más grande de los jóvenes que estamos diagnosticando la enfermedad”, comentó Ríos.

Asimismo, el profesional precisó que “hemos visto que esos hombres, en cuanto a lo que nosotros hablamos de  nivel de instrucción, muchos de ellos son con un nivel más elevado, como no ocurrió en un principio de la epidemia”.

El coordinador del CEDITET, recordó que el 2016 “terminamos el año con aproximadamente 70 nuevos diagnósticos, y este año hasta octubre tenemos 57, nos queda registrar todavía dos meses, y seguramente vamos a llegar a un número similar, no van a ser muchos más, ni mucho menos”.

 

Transmisión vertical

Por su parte la transmisión del virus de la madre al hijo, “en La Rioja, hasta el año pasado lamentablemente en los últimos cuatro años, hemos tenido un infectado por año”, señaló el profesional. Y consignó que es lamentable esta situación, ya que “las madres que son diagnosticadas a tiempo con esta enfermedad, si cumplen el tratamiento durante el embarazo, el momento del parto, la cesárea y el posterior tratamiento del niño, se puede  decir que casi un 99 por ciento de esos niños son negativos. Lo que nos falta es el diagnóstico temprano en la madre”.

Por ello, Ríos explicó que a toda embarazada “en la primera consulta el médico tiene que pedirle el estudio de HIV, y si no se lo pide, la embarazada se lo  debe solicitar porque con el tratamiento el niño va ha nacer sano”.

Adherencia al tratamiento

En relación a la adherencia al tratamiento de las personas que viven con el HIV, indicó que en la Provincia “estamos bien, tenemos un 60 a 70 por ciento de adherencia. Se debe a que entregamos la medicación todos los días, no está faltando la medicación y la disminución de las cantidad de pastillas que tenía que tomar por día, se dan casos que hoy toman una pastilla por día, antes eran cócteles con muchas pastillas y muchas veces al día, y esto facilita la adherencia del paciente”.

Sin embargo, consignó que siguen falleciendo personas por esta patología, “porque son personas que han dejado el tratamiento, personas que nunca quisieron el tratamiento o personas que se han diagnosticado tardíamente, cuando ya estaban con la enfermedad grave, instalada”.

“Sobrevida normal”

El coordinador del CEDITET precisó que las estadísticas indican que de las personas que han sido diagnosticadas, “tenemos un 30 por ciento de personas que no lo saben,  en Argentina  hay 120 mil pacientes que viven con el HIV y se estima que hay 35 mil personas que no saben que lo tienen, o sea que hay mucha gente para testear y para hacerse el diagnóstico”.

Según Ríos “hay muchas personas que tienen  miedo en ir a hacerse la extracción,  y las personas que se hacen el análisis si les da positivo tienen la oportunidad de realizar un tratamiento. Hoy en día un paciente con un buen tratamiento tiene una sobrevida normal, probablemente se va ha morir de otra cosa y no del HIV”.

A la vez explicó que si el análisis “es negativo, sabemos que se tiene que cuidar en todas las relaciones sexuales, no solo por el HIV sino por todas infecciones de transmisión sexual. Hoy en día por una hepatitis, que es una enfermedad de transmisión sexual, en dos meses se puede morir una persona por una patología hepática, el preservativo sigue siendo la única arma que tenemos para protegernos de las enfermedades de trasmisión sexual”, concluyó el coordinador del CEDITET. 

 



Te puede Interesar