Side Logo

03/12/17

En Honduras decretaron el estado de sitio por diez días

Mientras el recuento se demora, el gobierno de Juan Orlando Hernández, que busca la reelección, implantó el estado de excepción, que impide circular de noche. El mandatario le lleva 1,5 por ciento de ventaja a su rival Salvador Nasralla, con el 94 por ciento escrutado.


La crisis desastada en Honduras por el lento escrutinio y las acusaciones de fraude que derivaron en incidentes en las últimas horas llevaron al gobierno a imponer el estado de sitio. La medida de excepción regirá por diez días e impide la libre circulación de 18 a 6 en el país; y habilita a arrestar a quienes circulen por la vía pública en las horas de veda, o que sean sospechosos de actos de violencia.

Sólo quedan exceptuados los miembros de los partidos políticos, los integrantes y el personal del Tribunal Supremo Electoral, los observadores y periodistas acreditados y los trabajadores del transporte de carga. La restricción tampoco alcanza a personal de salud, entes de socorro, funcionarios del Estado y del aparato de seguridad y justicia, así como a las misiones extranjeras.

De esta manera, se agrava la situación en el país centroamericano tras las elecciones del pasado domingo, en las que se enfrentaron el presidente Juan Orlando Hernández, del derechista Partido Nacional, y Salvador Nasralla, de la izquierdista Alianza de Oposición contra la Dictadura, apoyado por Manuel Zelaya, el mandatario derrocado en 2009. Ambos candidatos se proclamaron ganadores. El lento recuento de votos provocó denuncias de fraude que se convirtieron en protestas e incidentes desde el miércoles, cuando Hernández pasó al frente en el escrutinio: 42, 92 por ciento contra 41,42 de Nasralla. Un punto y medio apenas de ventaja, con el 94,35 por ciento del total escrutado.