Side Logo

08/12/17

Profesionales trabajan en la detección precoz de patologías orofaciales, auditivas y del habla

El servicio de fonoaudiología del Hospital de la Madre y el Niño realiza una cobertura integral de la salud del paciente, apuntando a la detección precoz en niños con problemáticas relacionadas a las habilidades de la comunicación, en la motricidad orofacial y en la deglución.


El Servicio compuesto por las licenciadas Florencia Peralta Romero, Gisela Ponce, Verónica Rodríguez, Ana María Fernández, y Roberto Palacios, realiza un trabajo integral sobre las problemáticas en el habla y el lenguaje, como en la pesquisa auditiva, y control de neonatales, cubriendo tanto consultorios externos, rehabilitación e internados.

“Se trabaja en consultorio externo con pacientes ambulatorios que vienen a rehabilitar trastornos en el habla y el lenguaje, y también se hacen las pesquisas auditivas, pesquisas neonatales, screening auditivos en niños recién nacidos y seguimiento de los bebes prematuros que tienen mayor riesgo de padecer este tipo de patologías, como dificultad motriz y de deglución” explicó la licenciada en fonoaudiología, Gisela Ponce.

En el caso de screening de audición se trata de exámenes obligatorios para prematuros establecidos por ley, los cuales son usados para evaluar la pérdida auditiva. Estas “otoemisiones acústicas” permiten detectar dificultades, que tomadas a tiempo, pueden resolverse con mayor eficacia que si se las detectan con el bebé más crecido.

“Las otoemiciones acústicas son una prueba objetiva para la detección temprana de hipoacusia y sordera, y en base a las edades pasa a otros estudios como el potencial evocado, y en mayor edad la audiometría que puede ser en la cabina o en campo libre. A veces requiere para los pequeños el condicionamiento con juegos, para que comprendan cómo es escuchar un sonido y que con una respuesta motora nos garantice que ese sonido lo está escuchando” detalló.

Las profesionales del Servicio explicaron que el Hospital de la Madre y el Niño cuenta con un área de detección precoz dentro del servicio de Rehabilitación, donde se trabaja de forma interdisciplinaria con fonoaudiólogas, kinesiólogas, psicólogas y terapistas ocupacionales.

“Todo niño que sale de neo ya sea porque nació prematuro, con algún síndrome o por alguna otra causa pasa por las pediatras especialista en neonatología y ella lo deriva al consultorio de detección precoz. En ese consultorio están las tres áreas para una atención más integral del prematuro” explicó por su parte la licenciada en Fonoaudiología, Florencia Peralta Romero.

La tarea también involucra establecer pautas educativas con los padres tanto en los internados como en consultorio y rehabilitación.