Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

13/12/17

Bravo Tedin publicó Los cien pasos de la Reforma Universitaria

El historiador Miguel Bravo Tedin acaba de editar su libro “Los cien pasos de la Reforma Universitaria” en el que destaca la importante participación de riojanos en un hecho histórico no solo en Argentina y América sino en el mundo. “Este libro está muy influenciado por los riojanos que participaron de la Reforma Universitaria en 1918”, anticipó el autor..



“El 15 de junio del año que viene se celebra el cien aniversario de la Reforma Universitaria, un proceso que comienza a partir de la toma fundamentalmente de los estudiantes de Medicina en Córdoba. En este libro no fijo el inicio de la Reforma en esa fecha sino en un proceso de protesta o de tomar conciencia en las deficiencias de la Universidad de Córdoba en ese momento”, anticipó el historiador en diálogo con El Independiente Digital.

“Comienzo haciendo referencia a una serie de notas que escribió Sarmiento enfrentado a José Manuel Estrada, Pedro Goyena y un abogado de Córdoba, Dídimo Pizarro. Este último le achacaba a Sarmiento que él no tenía ninguna autoridad para defender derechos que eran incuestionables del estado nacional, de nacionalizar los cementerios, el registro civil y la educación. Hasta entonces eran temas casi exclusivos de la Iglesia católica. En esa forma hiriente y con mucho humor Sarmiento hizo un análisis de la educación hacia fines del siglo XIX donde mostraba que la Universidad de Córdoba tenía una biblioteca de 5 mil ejemplares, de los cuales el 60 por ciento eran de Teología y el resto eran viejos. El pregunta a este profesional cordobés de dónde saca usted Pizarro su cultura, de un organismo como es la UNC organismo absolutamente desactualizado. Ese es un antecedente bien notorio que yo incluyo porque nadie hace referencia a esa actitud de Sarmiento que era el gran educador, incuestionable aunque haya muchos imbéciles que lo cuestionan”.

En ese marco el autor señaló que “Tiempo después cuando va a fundar la Universidad de la Plata, Joaquín V. González tiene una serie de interesantísimas reflexiones sobre qué era para él la universidad o cómo debía ser la universidad. Una universidad moderna, adecuada a una época, donde se estaba generando todo un movimiento universal de pensamiento y del desarrollo, de las Obras Completas, cuatro están referidas a la Universidad que él quería moderna, actualizada, con ámbitos de discusión, con cátedras por concurso, con la extensión universitaria es decir no la universidad enquistada en sus limites porque según González la universidad debe estar absolutamente unida a la sociedad de la que se nutre. En esta serie de reflexiones muy sabias, él está preanunciando lo que debía ser un paso que él no dio, que es la participación activa de los universitarios en el gobierno de las universidades que ese sí es el aporte más original que tiene la reforma universitaria. Pero nadie puede negar todos esos antecedentes que además se unen a una publicación que encontré en la Biblioteca Mariano Moreno donde Deodoro Roca, Valdez, López González el riojano, en 1910 publican las nuevas tablas donde este grupo que será el nudo de la posterior reforma universitaria casi una década después, se presentan como ateos, como cuestionadores de toda la sociedad cordobesa y de su universidad. Este libro está muy influenciado por los riojanos que participaron de la reforma”.

Otro de los aportes relacionado con riojanos es el de Juan Zacarías Agüero Vera cuando es nombrado director de la Biblioteca Córdoba, entonces la institución más importante. “Agüero Vera organiza una serie de conferencias sobre toda una serie de temáticas que no podían estar soslayadas ya de la cultura de la época. Cosa que provoca una enorme reacción de todo el conservadurismo. Eso le cuesta el puesto a Agüero Vera pero de allí surge todo un movimiento de la juventud universitaria e intelectuales progresistas en favor de la lucha de los estudiantes. Es decir es una lucha primero de esclarecimiento y luego se van a producir los acontecimientos que desembocan en la reforma universitaria. En el manifiesto que se emite a toda América incuestionablemente proyecta este movimiento en su originalidad y que en algunos países va a tener una amplia repercusión, al extremo que en Perú, Víctor Haya de la Torre fundará años después el APRA que tiene fundamentos absolutos en la Reforma Universitaria, al extremo que no hace mucho tiempo el APRA puso en el Museo de la Reforma en Córdoba una enorme placa reconociendo que a la reforma le debe la inspiración. También la reforma tiene proyección en México  con el ministro e intelectual Vasconcellos en la década del 20, que va a impulsar muchos de los postulados reformistas. Es decir si bien la reforma no cuaja en toda América, va a ser como un referente de la universidad gratuita, de la universidad donde lo que predomina y es absoluto e incuestionable es la presencia del estudiante, no invitado de piedra, no pasivo espectador de la educación sino que está imbuido de toda la ciencia, de las necesidades de la sociedad en la que vive, de todo el aporte que deben hacer las universidades al desarrollo de la sociedad”.

 

La Reforma hoy

 

Consultado acerca de cómo debiera pensarse hoy la reforma, el historiador reflexionó que “No hace mucho en Córdoba cuando hubo una conmemoración de la reforma, tanto al rector como a profesores y políticos les plantee la reforma hoy. De ahí surge la idea o la expresión de esta gente que está hoy manejando la Universidad de Córdoba y que están en contacto con las otras universidades del país, qué opinan de qué tiene que ser la universidad. Es fundamental para estos dirigentes tanto estudiantiles como docentes, que la universidad tenga el rol de la Extensión Universitaria es decir no puede la universidad como ocurrió acá en La Rioja, aislarse, vivir como un coto de caza en beneficio de unos cuantos olvidándose de las necesidades que son inmediatas. Como se ha planteado en otras universidades argentinas por qué los estudiantes de Medicina no salen a hacer controles gratuitos en los barrios, aparte de significar una aproximación humana y solidaria, ellos aunque no sean profesionales pueden perfectamente controlar la salud de esta provincia que en muchos aspectos está bastante mal en este tema y lo mismo se podría referir para otras carreras. La universidad no puede estar separada de la sociedad en la que está”.

 

Donde todo debe ser cuestionado

 

En el libro destacó la trascendente participación de riojanos de mucha importancia en esto que es un hecho histórico no sólo en Argentina y América sino en el mundo. No nos olvidemos que el 10 por ciento de los países del mundo tienen gratuidad total en la enseñanza. Eso muestra que hay muchas razones para exigir que la juventud estudie. Todo mi proceso de estudiante ha sido gratuito y eso es magnífico, es una originalidad casi absoluta de esta Argentina que tendrá mil defectos pero en esto se destaca. Además en la universidad reformista no puede haber perennidad en el cargo. Todo es cuestionado y todo es concursado desde el rector hasta el último profesor y esto es lo bueno. Nadie se puede enquistar como se enquistaron acá los directivos. Ellos tienen un limite y se terminó. Esa es la bondad que tiene nuestra reforma universitaria.

Los cien pasos de la Reforma Universitaria está disponible en Kiosco Matías.



Te puede Interesar