Side Logo

19/12/17

Cinco razones para no usar un FPS+50

El Factor de Protección Solar (FPS) es la medida de protección contra los rayos ultravioleta B (UVB) y radiación ultravioleta A (UVA), por lo que uno de 50, evita "casi" en su totalidad que los rayos solares penetren en tu piel. Sin embargo, en el pasado se creía que los de más alta protección eran más seguros y efectivos. Hasta el 2013, había FPS de 80 y 100, pero de acuerdo con algunas investigaciones se demostró que éstos no son seguros para tu piel.


Además de que sólo debe haber en el mercado FPS de un máximo de 50, la nueva legislación señala que las fórmulas de los protectores solares deben contener al menos 1/3 de filtros UVA para asegurar su eficiencia.

Al respecto, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) está tomando medidas para ayudar a proteger a los consumidores del daño a la piel causado por la falta de efectividad en algunos FPS.

Para aclarar ésta y más dudas, Lucia Zanforlin, quien es la experta médica de los laboratorios NIVEA Sun,  te da 5 razones para no usar un FPS mayor a 50.

-Está demostrado por la ciencia que no son eficaces; sólo son más caros, pero no protegen la piel de las personas.

-Éstos no llegan a la dermis que se necesita esté cubierta y segura.
-Dan promesas incumplidas, ya que está comprobado que un FPS de 50 es suficiente para proteger tu piel casi en un 100%.
-Antes se pensaba que si te ponías un FPS mayor de 50 no era necesario que lo usaras más de dos veces, pero eso es mentira, un protector solar de alta protección (50) se debe reaplicar cada 4 horas.
En ocasiones algunos FPS de más de 50, contenían menos de 1/3 de filtros UVA, lo cual no es seguro para ti.

“Es importante que la gente recuerde que éste se debe usar todos los días no importa que llueva o esté nublado; todos estamos expuesto a los rayos del sol”, afirma Zanforlin.

¿Cómo aplicarlo?

Con la finalidad de que adoptes el hábito de usar protector solar todos los días, te damos estos tips que te ayudan a hacerlo una rutina. Recuerda que lo más importante es tu salud.

-Aplicar protección solar a diario y durante toda actividad al aire libre, tanto en playa, como en la ciudad.

-El uso del protector solar debe ser constante a lo largo del día, para mantener la protección adecuada. Aplícalo cada 3 a 4 horas.

-Los bebés y niños pequeños deben ser los primero es protegerse de manera diaria y adecuada.

De acuerdo con la FDA las nuevas etiquetas también deben indicar en la parte de atrás del producto que los protectores solares con la etiqueta de «Amplio Espectro» y «SPF 30» (o más) no sólo protegen contra las quemaduras solares, sino que si se usan, según se indica junto con otras medidas de protección solar, pueden reducir el riesgo de cáncer de la piel y el envejecimiento prematuro.