Side Logo

30/12/17

Brindan recomendaciones para viajeros donde circula la fiebre amarilla y difteria

En conferencia de prensa, autoridades del Ministerio de Salud de la Provincia, brindaron recomendaciones para los viajeros de zonas donde circula la fiebre amarilla y la difteria. Asimismo, se recordó medidas para prevenir enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti: dengue, chikungunya, zika y el alerta para evitar picaduras por alacranes, víboras y la presencia del nuevo insecto paederus.


La conferencia de presencia fue encabezada por la ministra de Salud, Judit Díaz Bazán, en el hospital de la Madre y el Niño, acompañada por el director de Epidemiología, Eduardo Bazán;  la directora de Gestión Administrativa y Sanitaria, Virginia Córdoba y el coordinador técnico de Artrópodos, Cristian Visotto.

En primer lugar, Bazán explicó que la provincia  está vacunando contra la fiebre amarilla a todos los viajeros a la zona endémica, sobre todo  Brasil, por la circulación de virus que tiene, “que no solamente tiene circulación en Río de Janeiro sino en otros estados, por lo cual el alerta  para todos los viajeros que van a Brasil persiste”.

El director de Epidemiología indicó que la Provincia está esperando para el jueves de la semana que viene  la nueva partida de vacunas, debido a la alta demanda “que tuvimos en estas semanas, con lo cual actualmente se están registrando todos los viajeros, se están completando la fichas que sirven a la vigilancia que está estableciendo el Ministerio de Salud, básicamente para hacer el seguimiento, no solamente cuando van, sino cuando vuelven de la exposición a posibles enfermedades transmitidas por mosquitos, por cual con toda la gente que está registrada se va a comunicar para que sea citada  y se vacune la semana que viene”.

Alta demanda

Bazán comentó que se programaron dos días para la vacunación: martes y jueves, “en horario corrido, a partir de las 10 de la mañana. La vacuna viene en frascos multidosis, no se puede abrir un frasco por una persona, recomendamos que si viajan en grupo se acerquen en grupo para poder optimizar el uso de la vacuna” y aclaró  que la vacuna está centralizada en el Vacunatorio Central. Agregó que en el interior, en base a los relevamientos que se van haciendo de los viajeros, “se coordina con la Zona Sanitaria para abrir un frasco cuando vaya un grupo importante”.

Según se consignó, durante todo el año se  está vacunando contra la fiebre amarilla, “generalmente en esta época del año aumenta la demanda, existe la demanda regional al persistir la circulación en Brasil y al ser Brasil el productor de la vacuna, hay dificultad de la vacuna en la distribución a nivel regional, pero Argentina recibió la vacuna, se está distribuyendo. La semana que viene recibe la provincia y a  mediados de enero volverá a recibir otra partida más para todos los viajeros”.

Bazán también resaltó la importancia de vacunarse diez días antes “y se les otorga un certificado internacional que les sirve por diez años”. En tanto,  remarcó que si la persona ya está vacuna no hace falta que vuelva a hacerlo.

Vacuna contra la difteria

Para los viajeros, Córdoba agregó que la Organización Panamericana de la Salud, emitió un alerta a los países de América porque hay presencia de casos de difteria en cinco países: Colombia, Venezuela, Haití, Brasil y República Dominicana.

La directiva explicó que la difteria es producida por “una bacteria que comienza como un cuadro respiratorio de la vía aérea alta, pero luego se complica bastante, con cuadros muy graves. De manera que las personas que vayan a viajar a estos países tiene que informarse y revisar su carné de vacunación, porque es una enfermedad inmunoprevenible, sobre todo tenemos que cuidar nuestros niños, los menores de un año tienen que tener tres dosis de la vacuna quíntuple, los de uno a dos años con una sola dosis sería suficiente”.

Al respecto se informó que en Argentina no hay casos de difteria y que el último fue en Venado Tuerto en 2006. Bazán añadió que los adultos tienen que vacunarse contra la difteria cada diez años “y justamente es un problema la población adulta, que se olvida de vacunarse con la doble adulto, que previene la difteria y el tétanos”.

Alerta por picaduras

La ministra de Salud, resaltó que en esta época del año se recuerda especialmente estas medidas relacionadas a los viajeros y el alerta “que tenemos que compartir con la comunidad, es la época de picadura alacrán, de arañas y  mordeduras de víboras”. Asimismo,

“empezamos con la vigilancia intensiva del Aedes aegypti que se nos va ha acentuar a fines de enero y tenemos hasta abril las enfermedades asociadas a este mosquito, que no es solo la posibilidad de dengue, sino chikungunya y zika, que generan complicaciones severas durante el embarazo, son infecciones severas que no dan síntomas”.

Díaz Bazán hizo énfasis en la vigilancia de la fiebre amarilla, “es importante que sepamos que tenemos que estar en la consulta y en alerta cuando volvemos del lugar donde hay más circulación de este tipo de virus  y hacer la consulta temprana”.

Del mismo modo, remarcó la necesidad de evitar accidentes en niños “por arañas, víboras o por alacranes que son mucho más severos y nos llevan la vida de menores. Hay que ser cuidadosos con los pañales, con la higiene del hogar, porque esto atrae cucarachas y la cucaracha llama al alacrán. Tenemos que ser concientes de que las puertas del hospital tienen que estar abiertas y preparadas, pero hay un tema de cuidado familiar que tenemos que evitar”.

Combatir el mosquito

En relación al mosquito vector  de dengue, chikungunya y zika, Visotto, dijo que están “monitoreando durante todo el año la presencia del aedes aegypti, fundamentalmente  en los centros de salud y los hospitales. No tenemos todavía por lo menos en cantidad presencia del mosquito,  estamos esperando que esto que surja porque es la ecología del mosquito, pero todavía fundamentalmente en este hospital no estamos teniendo presencia de aedes aegypti”.

En la conferencia se instó a la importancia de eliminar los lugares de criaderos del mosquito y que favorecen su reproducción, especialmente el descacharreo con conductas que lleven a mantener  la limpieza y renovar agua de floreros, eliminar chatarras, cortar periódicamente el césped de las viviendas, limpiar canales y desagües, además de las medidas personales para evitar la picadura de los mosquitos.