Side Logo

11/01/18

Recrudece el bombardeo cerca de Damasco

Al menos 24 civiles, entre ellos 10 niños, murieron ayer en Guta, un suburbio de la capital siria.


Al menos 24 civiles, entre ellos 10 niños, murieron ayer en Siria por ataques aéreos y disparos de artillería en Guta Oriental, enclave rebelde cerca de Damasco bombardeado de manera cotidiana. Los ataques coincidieron con la primera visita al país del nuevo coordinador humanitario de la ONU, Mark Lowcok. Los bombardeos más sangrientos fueron contra la localidad de Hamuria, donde 13 civiles, entre los cuales 7 niños, murieron, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), que acusa de los ataques sangrientos en la región al régimen sirio y a su aliado ruso. Más de 80 personas resultaron heridas además en los ataques aéreos y de tierra contra la zona, situada al este de Damasco. Imágenes de la organización de rescate Cascos Blancos mostraron cómo las víctimas, entre ellos niños, eran sacadas de entre las ruinas. Los activistas opositores del Centro de Medios de Guta acusaron a las Fuerzas Aéreas rusas –que apoyan al gobierno sirio en la guerra civil– de haber utilizado bombas antibúnker.

La violencia aumentó en los últimos días en la zona rebelde de Guta Oriental, después de que rebeldes islamistas cercasen un puesto del ejército sirio. Según los activistas, aviones de combate sirios y rusos están llevando a cabo intensos bombardeos allí desde hace días y desde finales de diciembre murieron más 140 civiles.