Side Logo

20/01/18

México: dirigente político fue asesinado a balazos en un puerto turístico del sur del país

Gabriel Hernández Alfaro era el líder del conservador Partido Encuentro Social (PES) en el municipio de Petatlán, en el estado de Guerrero. A pocos meses de las elecciones presidenciales del 1 de julio, numerosos dirigentes políticos han sido asesinados en distintas zonas del país.


Un dirigente político fue asesinado a balazos en el turístico puerto de Zihuatanejo, en el sur de México, y otra persona resultó herida durante el ataque, informaron autoridades policíacas este jueves.

Gabriel Hernández Alfaro, líder del conservador Partido Encuentro Social (PES) en el municipio de Petatlán, en el estado de Guerrero, murió el miércoles tras ser baleado a las afueras de una tienda departamental de la vecina ciudad de Zihuatanejo, confirmó la secretaría estatal de Seguridad Pública mediante un informe.

El dirigente partidista quedó malherido de balas de armas cortas y minutos después murió en la calle, frente a varias personas que transitaban por el lugar, dio a conocer la dependencia.

El PES, enfrentado a fuerzas políticas arraigadas en Guerrero como el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), apareció en el escenario electoral local gracias a la coalición a nivel nacional con el Partido del Trabajo y el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el partido que dirige el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, aspirante presidencial por tercera vez.

México se encuentra en etapa preelectoral. El 1 de julio próximo celebrará elecciones en las que además de renovar los cargos de presidente del país, senadores y diputados, se elegirán gobernadores y alcaldes en numerosos estados.

Guerrero, una de las regiones más pobres del país y cuyas tierras son disputadas por narcotraficantes para sembrar marihuana y amapola, registra altos niveles de homicidios como consecuencia de la violencia del crimen organizado. De enero a noviembre del año pasado hubo 2.114 asesinatos, según cifras oficiales.

Y la noche de Año Nuevo, un aspirante del PRI a la candidatura municipal de Atoyac, Guerrero, fue asesinado a tiros.

En este ambiente preelecotral, numerosos dirigentes políticos han sido asesinados en distintas zonas del país. (Con información de AFP) Fuente Infobae