Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

24/01/18

El peligro de morderse las uñas

A medida que muerde sus uñas, transfiere fácilmente bacterias a su boca y al resto de su cuerpo, en donde podría causar infecciones..



Las personas que se muerden las uñas son susceptibles a paranoquia, una infección en la piel que se presenta alrededor de las uñas. Morderse las uñas podría hacer que sus dientes se salgan de su posición natural, pierdan su figura, se deterioren prematuramente y se debiliten.

Las personas que se muerden las uñas crónicamente reportan significativamente mayor deterioro en su calidad de vida que las personas que no se muerden las uñas. La Asociación Americana de Psiquiatría reclasifico el hábito de morderse las uñas como un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC por sus siglas en inglés) junto con otras formas de “grooming patológico”—pero para la mayoría de las personas morderse las uñas es simplemente el resultado de aburrimiento o estrés.

El doctor Mercola indicó que morderse las uñas u onicofagia, es un hábito relativamente común que afecta a personas de todas las edades. Hay muchas teorías de porqué las personas se muerden las uñas, pero la mayoría están de acuerdo en que frecuentemente está relacionado al estrés o puede ser una actividad que se obtuvo en la niñez.

Las estimaciones sugieren que el 30 por ciento de los niños, el 45 por ciento de los adolescentes, el 25 por ciento de los adultos jóvenes, y el 5 por ciento de los adultos mayores se muerden las uñas,1 haciendo obvias las consecuencias estéticas.

Para algunas personas, el estigma social y la vergüenza sobre el aspecto de las uñas los hace que se depriman, se aíslen o eviten actividades que ellos mismos disfrutan. Sin embargo, más allá de esto, ¿existen razones para preocuparse del hábito de morderse las uñas frecuentemente?

Riesgos

- Bacterias que causan enfermedades: Sus uñas son un lugar ideal para que las bacterias prosperen, y eso incluye a las bacterias potencialmente patógenas como la E. coli y Salmoinella (que se albergan en la parte inferior de las uñas). A medida que muerde sus uñas, las bacterias se transfieren fácilmente a su boca y al resto de su cuerpo, donde pueden causar infecciones. En realidad sus uñas pueden estar dos veces más sucias que sus dedos, teniendo en cuenta que son difíciles de mantener limpias, haciendo de este un punto de transporte primordial de organismos infecciosos. Aunque yo no he sabido de ninguna investigación sobre este tema, a menudo se sugiere (anecdóticamente) que las personas que se muerden las uñas tienen sistemas inmunológicos más fuertes, y por lo tanto se enferman con menos frecuencia, que los que no se muerden las uñas.

Una posible explicación de esto es que morderse las uñas puede ayudar a introducir patógenos ambientales a su sistema inmunológico, ayudándolo a aprender y construir defensas, de la misma manera que ocurre cuando las personas comen sus mocos.

- Infecciones de uñas: Las personas que se muerden las uñas son susceptibles a paroniquia, una infección de la piel que ocurre alrededor de las uñas. Mientras mastica las uñas, bacterias, levaduras y otros microorganismos pueden entrar a través de pequeños desgarros o abrasiones, causando hinchazón, enrojecimiento y pus alrededor de la uña. Esta condición dolorosa podría requerir ser drenada quirúrgicamente. Las infecciones bacterianas causadas por morderse las uñas son en realidad uno de los problemas más comunes de las uñas, según la Academia Americana de Dermatología (AAD).

- Verrugas debido a las infecciones de VPH: Las verrugas en los dedos causadas por el virus del papiloma humano, o VPH, son comunes entre los niños que se muerden las uñas. (Aquí me refiero a los tipos de VPH que causan verrugas en las manos, en lugar de aquellas que causan las verrugas genitales y, rara vez, cáncer de cuello uterino.) Estas verrugas pueden propagarse fácilmente a la boca y labios mientras se muerde las uñas.

- Problemas dentales: Morderse las uñas puede interferir con la oclusión dental, o la forma en que los dientes superiores e inferiores se unen cuando se cierra la boca. Sus dientes pueden salirse de su posición natural, deformarse, desgastarse prematuramente y con el tiempo se debilitan.

- Deterioro de la calidad de vida: Un estudio publicado este año encontró que las personas que se muerden las uñas crónicamente reportan significativamente un mayor deterioro en su calidad de vida que aquellos que no lo hacen. El nivel de deterioro aumenta con el tiempo invertido en morderse las uñas, el número de uñas involucradas y aquellos que reportan anomalías visibles en las uñas. La tensión al intentar resistirse a morderse las uñas, que experimentan las personas que se comen o muerden las uñas, influye negativamente en la calidad de vida.

 

FUENTE: www.mercola.com



Te puede Interesar