Side Logo

28/01/18

Las mujeres una vez al año deberán hacerse análisis

La prevención puede salvar vidas. Las estadísticas demuestran que 9 de cada 10 mujeres sobreviven al cáncer gracias a la detección temprana. Sin embargo, cerca del 45% de las argentinas no se realiza los chequeos rutinarios anuales. Cuáles son los exámenes "femeninos" para detectar a tiempo varias enfermedades y comenzar el 2018 con una preocupación menos.


Los números plantean una situación alarmante, ya que la mayoría de las enfermedades que se pueden curar con un diagnóstico temprano, como el cáncer de mama y el de útero, son asintomáticas. Los estudios pueden detectar problemas antes de que se agraven, cuando las posibilidades de tratamiento son mejores.

Prueba de Papanicolaou

Según la médica de planta del Hospital Penna, ginecóloga y secretaria general de la Sociedad Argentina de Patología del Tracto Genital Inferior y Colposcopia Gisela Castro, la evidencia científica actual indica que el primer estudio de Papanicolaou debe realizarse en la mujer luego de los tres años del inicio de las relaciones sexuales, no antes, a menos que haya alguna razón en especial, y luego una vez por año.

"Una vez que la paciente realmente cumplió con estos controles a lo largo de toda su vida, después de los 65 años (60 para algunos países) se discontinúa este estudio, ya que es muy poco probable que si nunca tuvo una lesión en el cuello del útero la vaya a desarrollar después de esa edad", agregó la especialista.

"En estos momentos, el Programa Nacional de Prevención de Cáncer de Cuello Uterino está implementando en algunas provincias, incluso en la provincia de Buenos Aires y en algunos hospitales del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, el test de VPH, es decir, la detección del virus del papiloma humano que se considera un factor indispensable aunque no único para el desarrollo del cáncer de cuello de útero", contó Castro.

En determinados países se realizan dos pruebas de Papanicolaou anuales consecutivas y después un Papanicolaou cada tres años siempre y cuando los resultados sean normales.

Colposcopía

A través de este procedimiento se logra examinar de cerca el cuello uterino, las paredes vaginales, así como la entrada a la vagina, lo que permite identificar lesiones precancerosas con gran precisión.

La doctora Castro advierte que las lesiones premalignas del cáncer de útero son las que se busca detectar con el Papanicolaou, la colposcopía y las biopsias. Esas lesiones en general se tratan de otra manera, para evitar que existan problemas a futuro con la fertilidad y evitar también grandes cirugías oncológicas.

Ecografía ginecológica transabdominal o transvaginal

Es un tipo de ecografía de la pelvis que examina el útero, los ovarios, el cuello uterino y la vagina. Transvaginal significa por o a través de la vagina.

"A las pacientes adolescentes que se encuentran menstruando normalmente todos los meses y no tuvieron relaciones sexuales todavía se les puede pedir, como no, una ecografía ginecológica transabdominal", agregó el doctor.

Para las mujeres que atraviesan la edad fértil se encuentra dentro de los exámenes anuales más relevantes la ecografía ginecológica transvaginal.