Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

29/01/18

Exitosa nueva edición de El Ondulatorio

Durante los días 19, 20 y 21 de enero, Jagüe fue el escenario de un encuentro cultural que busca rendir un doble homenaje, en primer lugar al pueblo y su gente; y también a Daniel Moyano, el escritor que se inspiró en ese poblado al pie de la Cordillera, para escribir su novela Tres Golpes de Timbal..



Los organizadores intentan definir al Ondulatorio como “un viaje a la periferia de la modernidad, salir de la racionalidad y privilegiar los sentidos, a través de Daniel Moyano y se revalorice Jagüe por su paisaje y sus personajes”.

El Ondulatorio comenzó a gestarse en febrero de 2016, cuando Patricia Aballay y Carlos Ruiz compartieron el anhelo de recorrer Jagüe para reconocer en sus rincones a los personajes y colores de Minas Altas, nombre fantasía con el que Daniel Moyano rebautizó a Jagüe en Tres Golpes de Timbal. “Conversamos con su gente todo el día y surgió la idea de hacer un encuentro artístico, porque descubrimos que la gente tiene el arte a flor de piel”, recordó Carlos Ruiz.

Luego de esa visita y ese acuerdo con los “jagüelinos”, se trabajó a lo largo de todo el año para darle forma al primer Ondulatorio, que se denominó “Encuentro de Artistas, Enlazadores y Astrónomos Muleros”, en homenaje a los personajes y las prácticas que Moyano refleja en su cuento. Como la construcción de adobe, el hilado y tejido artesanal, el curtido de cuero y la danza como forma de agradecer y celebrar a la tierra. Para ello confluyeron artistas que compartieron sus conocimientos con los lugareños y aprendieron de ellos.

Este año, la propuesta fue de artistas de la talla de Carlos Ferreyra, Gloria de la Vega, Carlos Gigena, Pimpe Gonzalez, Josho González, Isadora Zerbini, Malinche Astrada, Monchi Navarro, que se sumaron al paisaje precordillerano y al  encuentro con el paisaje, su gente y las letras de Moyano.

En cuanto a la convocatoria de artistas, Ruiz afirmó que “todos participan a voluntad, a partir de este año decidimos que no tendríamos artistas invitados, el que participa va por su cuenta, corre con sus gastos y se suma porque quiere”. Tampoco se cobra por participar del evento, ni de sus propuestas, “la idea no es recaudar, rompe con la lógica capitalista, por eso decimos que es un viaje a la periferia de la modernidad”.

El pueblo como protagonista

Además de ponerse a disposición para albergar a todos los que llegan a Jagüe para formar parte del encuentro, cocinar los platos y acondicionar las viviendas, los jagüelinos, fundamentalmente las mujeres, encabezadas por Ita Miranda formaron parte de la propuesta artística. En esta edición de El Ondulatorio, presentaron dos obras de teatro y se animaron a revivir a los títeres de Jesús Miranda.

“Lo de los títeres fue uno de los puntos altos, allí se cumplió uno de los objetivos del encuentro, porque las propias mujeres de Jagüe reconstruyeron la obra a partir de la memoria colectiva, cada uno contaba lo que recordaba y eso se puso en letras. Esa fue una síntesis fue el pueblo recreando lo que dice la novela Tres Golpes de Timbal”, expresó Carlos Ruiz.

Otro de los hechos que involucra a los lugareños es la confección de murales, porque en el primer año, fueron realizados por Marcelo Carpita, quien a su vez brindó un taller. Este año los murales estuvieron a cargo de los alumnos y la idea es que para el tercer encuentro ya sean los integrantes del pueblo los que continúen con esa tarea. “porque el pueblo es el protagonista, nosotros vamos a verlos y aprender  de ellos”.



Te puede Interesar