Side Logo

31/01/18

Difunden video con un antiguo conflicto laboral de los Triaca

Las imágenes muestran una inspección de 1994 en un stud de San Isidro, donde se enumeran irregularidades de la familia Triaca. Desmanejos tributarios y previsionales


En el año 1994, en pleno auge del menemismo, la familia Triaca se convertía en eje de una denuncia por tener trabajadores en negro, en un stud de su propiedad en San Isidro. Por entonces el presidente era Carlos Saúl Menem y el involucrado directo, Jorge Triaca padre, uno de los sindicalistas favoritos del gobierno entonces reinante, que incluso había sido ministro de Trabajo de Menem, entre 1989 y 1992. Casi como una situación calcada de la que este verano atravesó su hijo Jorge, también titular de esa cartera, con una ex empleada de su familia, que lo dejó en el centro de la escena. 
 
Las imágenes de archivo fueron difundidas por el noticiero de Telefé y muestran cómo se llevaba adelante una inspección de la DGI en el hipódromo de San Isidro y había studs que se negaban a ser inspeccionados, por lo que se dio intervención al entonces juez Marquevich. En el relato se menciona que uno de esos studs era de los Triaca. 
 
Uno de los responsables del operativo sucedido hace 24 años daba cuenta que se habían "detectado irregularidades de tipo previsional, el doble juego", en cuanto a una parte en blanco y otra en negro. Y agregaba que los desmanejos también se daban a nivel "tributario". 
 
En tanto que un empleado de los Triaca mencionaba cómo se le pagaba el sueldo "uno en blanco y otro en negro" y daba cuenta que también eso sucedía a los empleados que eran despedidos y tenían que arreglar su indemnización por mucha menos plata que la que les correspondía.
 
La situación muestra casi una constante en la familia Triaca, que este año debió llegar a un acuerdo con su ex empleada Sandra Verónica Heredia, que pocos días antes había dejado al ministro en el centtro de la polémica. La mujer trabajaba en la lujosa quinta familiar de los Triaca en Boulogne, y fue despedida hace apenas unos meses.
 
Primero se conoció el audio en el que el ministro la insultaba, luego se supo que la mujer había trabajado en negro para los Triaca y tras eso, que había sido designada por el propio funcionario en la intervención al Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).
 
Esta semana, tras su reaparición después del escándalo, Triaca fue señalado como quien cuya situación despertó la decisión de Macri de acortar los cargos de familiares de funcionarios en la administración pública. 
 
Las hermanas del ministro, Mariana y Lorena, se convirtieron en las primeras en renunciar, y su esposa, María Cecilia Loccisano, deberá hacerlo antes del 28 de febrero. Fuente: El Intransigente