Side Logo

03/02/18

El Papa Francisco recibió a la cúpula del Episcopado

El Papa Francisco recibió hoy en audiencia oficial a las nuevas autoridades de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), electas en noviembre último, en la Biblioteca del Palacio Apostólico. El obispo de La Rioja, Marcelo Colombo participó de un homenaje a los tres sacerdotes palotinos asesinados el 4 de julio de 1976 en nuestro país.


El encuentro marcó el fin de la visita que realizaron en los últimos días a diversas oficinas del Vaticano el presidente de la CEA y obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, el vicepresidente primero y arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, el vicepresidente segundo y obispo de La Rioja, Marcelo Colombo y el secretario general y obispo de Chascomús, Carlos Malfa.

El de hoy no fue el primer cara a cara del Papa con los cuatro obispos argentinos: Francisco concelebró con ellos el jueves su tradicional misa matutina en la Capilla de Santa Marta y con algunos de ellos pudo tener largos encuentros informales.

Mas allá de las expectativas existentes en el país, durante el encuentro no hubo novedades sobre el demorado viaje del Papa a la Argentina, tal como se anticipó. "Por ahora el Santo Padre no va venir. Ya llegarán los tiempos", adelantó a LA NACION un integrante de la comisión, liderada desde noviembre por Ojea, un obispo en total sintonía con Francisco.

Durante la cita ni siquiera se le cursó una invitación formal a viajar al país -ya que Francisco está desde siempre invitado, no sólo por el episcopado, sino por el Gobierno- y, al parecer, ni siquiera se tocó el tema, que ha provocado en la Argentina encendidos debates e interpretaciones de todo tipo, sobre todo el mes pasado, cuando Francisco pasó cerca de su patria, durante su viaje a Chile y Perú .

La comisión ejecutiva de la CEA se reunió hoy con el Papa en la Biblioteca del Palacio Apostólico Crédito: Vatican Media

Homenaje a curas palotinos

Luego de concluir ayer su ronda de visitas a diversos dicasterios del Vaticano -una formalidad que se da cuando hay nuevas autoridades en un episcopado-, dos de los cuatro obispos, Ojea y Colombo, fueron a la Basílica de los nuevos mártires de San Bartolomé, en la isla Tiberina.

Allí hubo un homenaje a los padres Alfredo Kelly, Pedro Dufau y Alberto Leaden, los tres sacerdotes palotinos asesinados el 4 de julio de 1976 en nuestro país, junto a los seminaristas Emilio Barletti y Salvador Barbeito. "Fue una celebración presidida por monseñor Ojea cargada de emoción, junto a la comunidad de San Egidio", contó Colombo, obispo que es de la familia palotina.

"Monseñor Ojea recordó los momentos dramáticos vividos por la Argentina, y más particularmente por esta comunidad palotina. Él era estudiante en tiempos de la misma formación de algunos de ellos, y en la ocasión de la muerte de los sacerdotes y seminaristas ya era joven sacerdote, vicario en una parroquia de Buenos Aires. De manera que pudo seguir estos acontecimientos con mucha emoción y lo recordaba con pesar, en el sentido del dolor que han sufrido y de todas las vicisitudes vividas por esta comunidad. Y también con mucha esperanza porque la sangre derramada por los cristianos es semilla de nuevas comunidades", agregó el obispo de La Rioja.

A la ceremonia asistió también monseñor Carlos Tissera, obispo de Quilmes y el superior general de los Padres Palotinos.