Side Logo

05/02/18

Berlusconi pidió echar 600.000 migrantes porque son "una bomba social"

La estrategia anti-migratoria parece darles resultados a la centroderecha a menos de un mes de las elecciones que renovarán el Parlamento para la formación de un nuevo gobierno.


El tres veces primer ministro italiano y referente de la coalición de centroderecha que encabeza todas las encuestas para las elecciones del 4 de marzo, Silvio Berlusconi, pidió echar del país a 600.000 migrantes porque son "una bomba social".

"La inmigración es una cuestión urgente. Hoy en Italia se cuentan al menos 630.000 migrantes, de los que sólo el 5%, o sea 30.000, tiene derecho de estar aquí como refugiados o huyendo de guerras y muerte", planteó Berlusconi en declaraciones al programa de la Rai Tg5.

"Los otros 600.000 son una bomba social pronta a explotar porque viven de delitos", atacó el líder de Forza Italia, decidido a confrontar con la política migratoria del gobierno actual.