Side Logo

17/02/18

Liberan a una de las 17 condenadas por aborto en El Salvador

Teodora Vásquez llevaba casi 11 años detenida y estaba condenada a 30. Ayer, el Tribunal Supremo le conmutó la pena. Pero no le reconoció la inocencia. El Salvador es uno de los países con leyes más restrictivas sobre el aborto.


Teodora del Carmen Vásquez quedó en libertad ayer tras recibir la conmutación de la pena por la Corte Suprema de Justicia y del Ministerio de Justicia y Seguridad de El Salvador. Había sido condenada a 30 años por homicidio agravado por aborto. La ley en El Salvador es una de las más restrictivas del mundo al prohibir el aborto en todas sus formas.

En sus primeras declaraciones, Vásquez, de 34 años, dijo a la prensa estar alegre por su liberación e “ilusionada de seguir luchando por las otras compañeras que están presas injustamente”. En El Salvador, en virtud de la llamada ley antiabortos, promulgada en 1998, están encarceladas 30 mujeres, 16 de las cuales han sido condenadas a entre 30 y 40 años de cárcel. Vásquez formaba, junto con estas últimas, el “grupo de las 17”, cuya libertad reclaman asociaciones de todo el mundo. “Yo voy a trabajar, a luchar por que otras mujeres que han sido condenadas injustamente por casos como el mío, puedan un día recobrar su libertad”, dijo Vásquez a la prensa, mientras los activistas de organismos defensores de derechos de las mujeres gritaban: “Teodora no esta sola, estamos las defensoras”.

Vásquez siempre dijo que no abortó, que sufrió un parto intempestivo que terminó con la muerte de su bebé. Según contó en innumerables ocasiones, experimentó una “emergencia obstétrica” en julio de 2007 y, tras llamar en varias ocasiones al sistema de emergencias público y no recibir respuesta, tuvo un “parto extrahospitalario” en los baños de la escuela en la que trabajaba. Vázquez sufrió una hemorragia severa y el bebé nació muerto. Un empleado del colegio avisó a la policía que patrullaba la zona cuando encontró al bebé muerto y la madre, en estado inconsciente, fue detenida y acusada.

El pasado 13 de diciembre, el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador confirmó la pena de 30 años de prisión que le fue dictada en 2008. El tribunal de alzada mantuvo la calificación de la fiscalía, para la que el hecho se encuadraba como un homicidio agravado. En junio de 2016, miembros de la Amnistía Internacional se reunieron con el ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, y presentaron 250.000 firmas para “la libertad de Teodora”.

Luego de una solicitud de revisión de este nuevo fallo, hecha por el abogado de Vásquez, Víctor Hugo Mata, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) determinó de manera unánime que “existen razones poderosas de justicia, equidad y de índole jurídicas que justifican favorecerla (a Vásquez) con la gracia de la conmutación”, pero no con la declaración de inocencia por inexistencia de delito, que es el reclamo de las agrupaciones que luchan por la despenalización del aborto.