Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

28/02/18

Un nuevo ministerio refuerza la mano dura de Temer en Brasil

Una semana después de la intervención militar en el estado de Río de Janeiro y como parte de su renovada estrategia de línea dura contra la ola de violencia en Brasil, el presidente Michel Temer anunció ayer cambios en su gabinete con la creación del Ministerio de Seguridad Pública, para fortalecer la lucha contra el crimen organizado, a la vez que, por primera vez desde la dictadura, designó a un general a cargo de la cartera de Defensa..



Pese a su intención inicial de poner al frente del nuevo Ministerio de Seguridad Pública a una figura de alto perfil, Temer terminó por elegir al actual ministro de Defensa, Raúl Jungmann, diputado bajo licencia del Partido Popular Socialista, aliado del gobierno.

Otros reconocidos expertos en materia de seguridad -como el exsecretario de Seguridad de Río de Janeiro José Mariano Beltrame, arquitecto del proyecto de "pacificación" de las favelas cariocas- habían sido tanteados para el puesto, pero lo rechazaron en medio de dudas sobre la decisión presidencial de entregar a las fuerzas armadas la responsabilidad de la seguridad en el estado de Río de Janeiro.

En tanto, en una movida que ha sido interpretada como un guiño para complacer a los militares, Jungmann será reemplazado en Defensa por el secretario ejecutivo de esa cartera, el general Joaquim Silva e Luna, exjefe del estado mayor del ejército.

Resabio de la dictadura

Desde que fue creado, en 1999, el Ministerio de Defensa siempre fue ocupado por civiles; como resabio de la dictadura (1964-1985), hasta entonces cada fuerza armada funcionaba como un ministerio autónomo.

"La cartera de Seguridad Pública coordinará y promoverá la integración de los servicios de seguridad pública en todo el territorio nacional en asociación con los estados", subrayó el vocero presidencial, Alexandre Parola, al anunciar el decreto firmado por Temer.

En la práctica, bajo este nuevo ministerio quedarán agencias antes vinculadas con la cartera de Justicia, como la Policía Federal, la Policía Caminera Federal, la Fuerza Nacional y el Departamento Penitenciario Nacional.

El gobierno de Temer pretende que haya una integración y cooperación mayor entre Seguridad Nacional y las policías militar y civil de cada estado.

En ese sentido, al menos Jungmann -quien asumió el Ministerior de Defensa en mayo de 2016- ya tiene bastante experiencia lidiando tanto con los gobernadores como con las fuerzas armadas, luego de enviar tropas como asistencia a estados que sufrieron fuertes oleadas de criminalidad y violencia, como Espíritu Santo, Rio Grande do Norte y Río de Janeiro, en el marco de misiones de "garantía de la ley y el orden".



Te puede Interesar