Side Logo

01/03/18

Gobernador hizo referencia a la muerte de Emanuel Garay en la apertura de sesiones

En su discurso inaugural de sesiones legislativas, el gobernador Sergio Casas dijo que “esta vez les hablo con el corazón dolorido por tristes días vividos en este mes de febrero. Nos dejaron una huella profunda como sociedad y como gobernantes. Nada será igual.”


Casas llegó a la Legislatura Provincial para participar de la Apertura del 133° Período de Sesiones Ordinarias de la Cámara de Diputados Provincial, donde brindó su mensaje inaugural. Al llegar, fue recibido por el vicegobernador Néstor Bosetti y luego saludó a la Agrupación "1 de Marzo".

Comenzó su discurso señalando que “una vez más, vuelvo a esta casa, que me es entrañable, que fue testigo de los avatares políticos a lo largo de la historia de los riojanos. Muchas veces cerrada por la intolerancia antidemocrática, albergó progresos y frustraciones, alegrías y tristezas”. Precisó que “yo atesoro buenos recuerdos, pero debo reconocer que esta vez les hablo con el corazón dolorido por tristes días vividos en este mes de febrero. Nos dejaron una huella profunda como sociedad y como gobernantes. Nada será igual”.

Continuó diciendo que “Emanuel Garay ya no está con nosotros, y partió a consecuencia de circunstancias brutales e injustificables y condenables humanamente. Nada de lo que hagamos podrá devolverle la vida o atemperar el profundo dolor que siente su familia, pero su muerte ha marcado un antes y un después en muchos aspectos de la vida de nuestra sociedad y nos llevó a tomar decisiones que nunca se tomaron en la provincia”.

Sostuvo que “en la vida de los pueblos existen momentos que representan un punto de inflexión. Y sin lugar a dudas este tema tan doloroso es uno de ellos”.