Side Logo

03/03/18

México aprobó la explotación petrolera por fracking

El presidente de la República de México, Enrique Peña Nieto, aprobó de forma reciente al proceso de fracking que servirá para la explotación petrolera y de gas; así lo indicó el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell.


Según reseñó el portal Telesur, Coldwell manifestó que para el fracking el Gobierno azteca licitará nueve áreas para la exploración y extracción de gas shale y oil y contará con la Ronda de convocatoria 3.3 llamada “no convencionales” que integra nueve yacimientos situados en la Cuenca de Burgos, al norte de  la zona de Tamaulipas.

Del mismo modo, Pedro Joaquín Coldwell refirió que con esta Ronda 3.3 “aprovecharemos la riqueza petrolera que yace en el subsuelo de nuestra nación”, pero para eso se estimó una inversión de poco más de dos millones de dólares lo que generará 23 mil nuevos empleos.

Así, la práctica del “fracking” ha sido criticada por organizaciones y grupos ambientalistas debido a que el proceso de extracción de gas y petróleo precisa de ciertos químicos que son nocivos para el consumo humano, al mismo  tiempo, perjudica el ambiente y la naturaleza por los llamados derramamiento de crudo.

Este procedimiento lo llevaba a cabo Europa y lo prohibieron debido a la alta contaminación al subsuelo.

¿Qué es el Fracking?

Según sus defensores, resulta una técnica que da respuesta a la creciente demanda de energía con recursos más limpios que el carbón.

Además, la extracción de gas de esquisto a través del quiebre hidráulico ya ha tenido un fuerte impacto en Estados Unidos, a tal punto que esta nación conseguiría conseguir autosuficiencia energética en 2035, según la Agencia Internacional de Energía.

Pero el fracking continúa generando protestas no únicamente en Estados Unidos sino en otras naciones como el Reino Unido y Argentina, y se encuentra prohibido en Francia y en el propio estado de Nueva York.

Entre los peligros latentes del fracking cabe mencionar riesgos de explosión, escapes de gas, escapes de ácido sulfhídrico (muy tóxico en bajas concentraciones), y derrumbes de la formación sobre la tubería. Entre las sustancias disueltas a partir de la fracturación rocosa, donde está el gas y durante el proceso de fractura, se encuentran metales pesados, hidrocarburos y elementos naturales radiactivos. Además de la contaminación de acuíferos, contaminación del aire, terremotos, ocupación del terreno y especulación económica.