Side Logo

08/03/18

Serena Williams, única mujer en la lista de los deportistas mejores pagados

La norteamericana figura en el Top-100 de Forbes. Las abismales diferencias en premios en tenis y fútbol demuestran que el deporte está lejos de aportar igualdad económica.


 
Una de las principales demandas formuladas este año en el Día de la Mujer, el fin de la brecha salarial entre hombres y mujeres, es una reivindicación que asumen como propia cada vez más deportistas, cansadas de resignarse a cobrar por premios y patrocinio una ínfima parte de lo que reciben sus compañeros.
 
El hecho de que entre los cien deportistas con más ingresos del mundo figure solo una mujer, la tenista estadounidense Serena Williams, o que el patrocinio del deporte femenino suponga apenas un 0,4 % del total demuestra que, en este sector, la brecha es profunda. Y, para quienes la sufren, dolorosa.
 
La norteamericana se ubicó en el puesto 51 durante el año pasado, con 27 millones de dólares en su haber, lejos del delantero portugués de Real Madrid (España), Cristiano Ronaldo, quien embolsó 93 millones de dólares, según la revista Forbes.
 
El tenis consiguió equiparar el dinero entregado por la consagración en Grand Slams, sea de varones o damas, aunque en el resto de los torneos se mantienen esas diferencias.
 
La rumana Simona Halep, que en 2017 llegó a número uno del ránking mundial, acumuló premios por 5.270.000 dólares, al tiempo que el mejor del mundo, el español Rafael Nadal, se llevó 12.700.000.
 
La brecha se acentúa a medida que se desciende en la clasificación mundial. El número 100 del mundo, el francés Jeremy Chardy, lleva ganados 62.825 este año. La número 100, la estadounidense Sachia Vickery, 21.105.
 
Por otro lado, el fútbol es una de las disciplinas con más distancia entre los dos géneros, al punto de que el Mundial femenino de Canadá 2015 otorgó 15 millones de dólares y el masculino de Rusia, a disputarse entre junio y julio próximo, brindará 791 millones.