Side Logo

22/03/18

Violó la perimetral y nuevas acciones legales pesan en su contra

Se trata de Ezequiel Iturrieta, un joven que fue denunciado por violencia de género por su ex pareja y, días atrás, violó la perimetral al acercarse a su trabajo con intenciones de “escracharla”. Asimismo, habló la abogada de la mujer y anunció que se iniciaron nuevas acciones legales a partir de lo sucedido.


Días atrás, este matutino publicó una nota donde se dio a conocer la lamentable situación que le tocó vivir a Soledad Carrizo, una joven artista plástica que se encontraba exponiendo su trabajo en la Secretaría de Cultura. En un momento dado, se presentó su ex pareja y padre de su hijo, Ezequiel Iturrieta, vistiendo una remera con la frase “Que no me dejes ver al nene también es violencia de género” (foto).

Cabe destacar que Carrizo había denunciado a Iturrieta en dos oportunidades, ya que éste habría ejercido violencia física, emocional y económica sobre ella. A su vez, habría publicado en las redes sociales versiones que difamarían la imagen de Soledad.

Asimismo, habló la doctora Alejandra Vera, abogada y representante legar de Carrizo, y en un comunicado dio a conocer que se iniciaron nuevas acciones legales contra Iturrieta, tanto en el ámbito civil como en el penal. “La publicación y la divulgación de las falacias del señor Iturrieta Ezequiel Onías, es una colaboración a la violencia machista y patriarcal en contra de la mujer”, manifestó la abogada Vera.

Por su parte, Carrizo realizó una publicación en su cuenta personal de Facebook, con un extenso descargo en el cual relata varias situaciones violentas en las que habría sido víctima y, remarcó, que nunca antes se había visto obligada a hacer pública su situación ya que, hasta entonces, se habían manejado desde el punto de vista legal, pero luego de haberse visto expuesta en su lugar de trabajo, no tuvo otra opción que responder también desde una postura pública.

A su vez, en comunicación con Radio Independiente 99.1, Carrizo aclaró que nunca le había prohibido a Iturrieta que vea a su hijo, y señaló: “Pese a que no le pasaba la cuota alimentaria, él lo podía ver, pero dejaba de hacerlo por periodos largos. Lo veía un día, después volvía a la semana, luego al mes, yo lo llamaba y le decía que lo busque, incluso recurría a la abogada rogándole, pero nada. En enero apareció de nuevo y mi abogada me dijo que lo deje ver para que no corten el vínculo con el padre”.