Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital
23/05/18


Condenaron a un año de prisión al acusado de despellejar a Chocolate, pero seguirá libre

El peluquero Germán Gómez recibió la máxima pena posible por violación de domicilio y maltrato animal. Al no tener antecedentes, no irá a la cárcel..



La Cámara del Crimen de San Francisco, en Córdoba, condenó a un año de prisión en suspenso al peluquero Germán Gómez por haber despellejado vivo a “Chocolate”, un cachorro labrador de tres meses que murió el año pasado luego del brutal ataque.

Gómez, de 37 años, recibió la máxima pena posible, ya que estaba imputado por violación de domicilio y maltrato animal, delitos que contemplaban una pena de entre 15 días y un año de prisión.

Como el acusado carece de antecedentes, la condena es de ejecución condicional, por lo que quedará en libertad. La Fundación Bio Animalis, querellante en la causa, había solicitado que la condena sea de cumplimiento efectivo.

Sin embargo, el peluquero deberá realizar tareas comunitarias durante dos años en un municipio y notificar de sus actividades durante igual período.

Los fundamentos del fallo se conocerán el 13 de junio y el abogado defensor de Gómez no descartó apelar la decisión de la Cámara.

Gretel Monserrat, presidenta de la Fundación Bio Animalis, manifestó su conformidad con el fallo. "Obviamente que la pena es de ejecución en suspenso y sabíamos que esto sería así y nosotros desde la querella vamos más allá y pedíamos prisión efectiva, pero era muy difícil que ello sucediera”, dijo.

Consideró que "lo destacable es que se ha sentado un precedente enorme en la Justicia; es un paso importante el que se dio y es por lo que luchamos todos los abogados animalistas del país, ir avanzando cada vez más".

"Inclusive ya está también dentro de la comisión del anteproyecto del Código Penal, la elevación de las penas cuyo antecedente nombra la causa del cachorro 'Chocolate'", concluyó.

El caso que conmocionó al país

Chocolate fue despellejado el 2 de enero del 2017 en el barrio La Milka de la ciudad de San Francisco. Pese al esfuerzo de los veterinarios, murió después de agonizar durante 7 días. Su caso conmocionó a todo el país y se transformó en un símbolo de lucha contra el maltrato animal.

Por el hecho, Gómez estuvo detenido varios días y se negó a declarar.

La principal hipótesis, basada en declaraciones de testigos, es que los ladridos de Chocolate alteraron al peluquero, quien habría traspasado la tapia de la vivienda lindera a su domicilio y mutilado al animal.

Al declarar este lunes en el juicio, Gómez acusó a un policía de armar la causa en su contra y reiteró su inocencia. "Tengo cuatro perros, en ese momento tenía dos y ahora tengo cuatro porque tuvieron cría. Ellos (los dueños de Chocolate) saben muy bien que es impensado que yo hubiera hecho algo así", declaró el acusado.

"Me señalaron a mí porque pasó en ese lugar, cerca. Primero le echaron la culpa a otro que no vivía en ese barrio ni cerca", agregó el peluquero.

FUENTE CLARIN



Te puede Interesar