Side Logo

24/05/18

Estación Mazán muestra un exitoso emprendimiento minero de cuarzo

En medio de grandes extensiones de olivos, se erige en la localidad arauqueña de Villa Mazán la primera mina de cuarzo del departamento, que genera una importante matriz de empleo privado de gran utilidad frente a la crisis económica reinante.


El dirigente justicialista Nicolás Martínez, explicó que “la olivicultura hoy está pasando por un mal momento, y encontrar  actividades productivas que permitan paliar el desempleo es todo un desafío”. Graficó que en este caso, en el  Departamento Arauco, “entre la minería incipiente que se desarrolla con el aprovechamiento del cuarzo más los puestos de trabajo ocupados en la producción de energía eólica; se da respuesta de empleo a 350 personas, con el impacto directo que significa en la economía local y regional”.

Martínez destacó que la zona de Villa Mazán y Estación Mazán receptó “el impacto de este emprendimiento con mayor trabajo en las gomerías, la estación de servicio, la venta de lubricantes, el comedor que elabora las viandas para los obreros de la mina y hasta propietarios de casas que han podido alquilar sus inmuebles en lugares donde antes la expectativa era nula”.

El ex intendente de Arauco, recordó que “hace muchos años con la minería de bentonita en Tinocán, utilizada para filtrar hidrocarburos y la fabricación de parquet en 19 aserraderos desplegados en la zona, se daba contención laboral a más de tres mil personas”, luego al levantar los ramales de ferrocarriles ambas actividades dejaron de ser competitivas y los pueblos languidecieron al emigrar sus habitantes hacia centros con mayores oportunidades laborales.

En tanto, el dirigente se entusiasmó al pensar un departamento en desarrollo en el que la minería tenga un rol preponderante; “al punto de compartir que uno de los ediles de Lealtad y Dignidad, el concejal Herrera presentó en el mes de noviembre pasado un proyecto de ordenanza declarando a Arauco como Municipio minero, proyecto que se encuentra en comisión”.

En cuanto a la oposición a la actividad expresada por un grupo de manifestantes en el departamento Chilecito, Martínez resaltó que la gente de Arauco reacciona de manera diferente, porque la minería convive perfectamente con agricultura. “Es un tema que hay que tratarlo, conversarlo, porque la falta de información genera el crecimiento de mitos que hay que derribar de manera seria, ya que es una actividad que a nivel mundial despierta excelentes expectativas de crecimiento  y oportunidad para las comunidades involucradas en los emprendimientos”.

Por su parte, Alfredo Caddeo, quien referencia la empresa a cargo de la explotación de cuarzo dijo que el futuro de este emprendimiento en particular no tiene techo ya que los cuerpos del mineral son inmensos en superficie y ya hay estudios que indican que esa misma información geológica se repica en subterráneo por lo que “hay trabajo para más de 100 años”.

Hoy, con una ocupación de más de treinta operarios que trabajan descarpando con máquinas y procesando a mano el mineral, se cargan entre 35 a 40 toneladas diarias, que son inmediatamente compradas por industriales de San Luis, San Juan y Mendoza como mercados preferenciales.

Otro detalle que no es menor y fue explicado por el empresario, es que este tipo de minería es la que mayor cantidad de mano de obra ocupa ya que el proceso de separación del mineral y el estéril, es un proceso que debe realizarse de manera manual por lo que las expectativas de crecimiento son muy interesantes.

En cuanto a impacto ambiental, Nicolás Martínez explicó que el mundo es ejemplo que todas las actividades productivas, en especial la minería, tienen impactos remediables, y el cuidado y preservación del medio ambiente es el norte a seguir para desarrollar esta actividad.