Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

19/07/18

"El que tiene en el alma ser artesano disfruta lo que hace"

Con alma artesana e hija y nieta de tejedoras, Romelia de Simoni plasma en cada tapiz con variados colores y técnicas los saberes adquiridos como herencia familiar. Su colorido stand se encuentra ubicado en la vereda del Paseo Cultural Castro Barros hasta el 22 del corriente mes..



En diálogo ameno con El Independiente Digital, Romelia comentó  que es de Famatina “soy artesana y trabajo creando tapices en telar tradicional que es llamado Telar  María  y también con el Telar de Mesa. Se realizan piezas de diferentes tamaños, por ejemplo el Telar María da la posibilidad de un tapiz más importante de 90 por 70 centímetro, en cambio, los tapices confeccionados en el Telar de Mesa son más pequeños pero también con una dimensión interesantes para que luzca en una pared” dijo.

Con mucho orgullo resaltó “yo vengo de tradición tejedora, de abuelas y de madre, de toda la vida”. Si bien se crió rodeada de este arte, Romelia hace siete años se dedica de lleno a confeccionar hermosos tapices.

Consultada sobre si realizó anteriormente exposiciones de sus obras expresó “ya he participado en Argentina y también en España, porque viví catorce años allí, y el que lleva el trabajo artesanal en vena, en cualquier lugar que esté se va a dar el tiempo y el momento para expresar todo eso que uno lleva a dentro y disfrutar lo que hace”.

“En España trabajaba mas que nada con el bastidor porque el Telar María sino se lleva de aquí allí no se consigue. Hay una gran tradición de telares pero sobre todo en la parte de Cataluña, pero ellos hacen más gobelinos que el telar, la trama nuestra. Es un trabajo mucho más fino más delicado, es hilo por hilo como fuese de un bordado punto cruz” detalló.

En cuanto a las personas que visitan su stand compartió que “la gente queda sorprendida con los colores y las texturas, a mí me gusta trabajar con el fondo plano del diseño pero también su volumen, que se despeguen las transparencias y eso llama muchísima la atención”.

Sus diseños se destacan al ser realizados con materia prima natural “yo trabajo con lana natural, que también tiño con técnicas que me han enseñado mis abuelas. A partir de la lana natural, que no es blanca sino que realmente es color natural, se la tiñe con plantas, con la cáscara de nuez para lograr colores marrones, con cáscara de la cebolla que da unos colores naranja y ocres muy bonitos, también hay unos bichitos llamados cochinilla que hace que se roja la lana, o sino hay raíces de plantas que tiñen en rojo. Desde la naturaleza se puede llegar a obtener muchos colores”.

Reflexionó que en la actualidad “la técnica de hilado, como se retorcía la lana, se está perdiendo cada vez más, y es más complicado poder conseguir una lana trabajada a mano. Trato de conseguir lo más natural posible para realizar mis trabajos”.



Te puede Interesar