Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

12/09/18

La colosal belleza del valle sauceño

El departamento San Blas de los Sauces es un valle enmarcado por la sierra del Velasco y recorrido de sur a norte por el río Los Sauces. Su microclima especial hace de esta región un verdadero oasis y lo convierte en un lugar ideal para visitarlo durante todo el año. Es un territorio donde desborda la naturaleza, en sus paisajes de colosal belleza se amalgaman su historia, costumbres, tradiciones y religiosidad..



El valle sauceño se encuentra ubicado en la porción norte de la provincia de la Rioja y constituye un apacible y mágico destino turístico, con innumerables atractivos naturales. Resulta imposible con palabras describir la magnificencia de este terruño, en el cual se respira un increíble aire puro y se disfruta de mucha paz. Posee una superficie de 1590 km2 y se puede ingresar desde la zona norte por la localidad de Alpasinche (cruce de las rutas nacionales N° 60 con la N° 40) y por el extremo sur desde el departamento Famatina por la ruta nacional N° 40, haciéndolo por el distrito de Schaqui.

Sus pintorescas localidades cuentan con una moderna urbanización, una fluida actividad comercial, con hospedajes, variada gastronomía así como en lo referido a servicios públicos.

Su dilatada y generosa geografía se extiende a lo largo de 60 km con fascinantes paisajes, con un relieve montañoso matizado por una frondosa vegetación que le da un encanto especial. Los nombres de los distritos derivan de distintas voces originarias que atestiguan su herencia ancestral: El Retiro, Alpasinche, Chaupihuasi, Salicas, San Blas, Los Robles, Las Talas, Cuipán, Schaqui, Andolucas, Suriyaco, Maicán, Amuschina, y Tuyubil. Visitarlo es cautivarse porque son muchas las opciones para conocerlo, y los paradisíacos lugares son verdaderas postales de ensueño que atesoran un patrimonio con identidad propia, tan valiosa que permanece viva con el paso de los siglos.

San Blas de los Sauces posee una incalculable riqueza cultural con el esplendor de su cautivante geografía y la amabilidad de sus pobladores.

Una opción imperdible es recorrer el sitio arqueológico de Hualco en la banda este de Schaqui, donde se conservan intactos los vestigios de las culturas aguada, ciénaga y diaguita. Se puede ingresar desde Los Robles o Cuipán, por caminos vecinales totalmente asfaltados.



Te puede Interesar