Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

18/09/18

Meningitis: San Luis compra la vacuna que suspendió la Nación

Las vacunas llegaron el viernes a San Luis, y entre hoy y el miércoles serán distribuidas a los centros de salud..



La Provincia las adquirió ante el faltante provocado por la suspensión indefinida de la vacuna para niños de once años.

Con una inversión de más de ocho millones de pesos, el Estado provincial tomó la decisión de adquirir tres mil dosis de vacunas contra la meningitis (ya están cerrando la segunda compra de otras dos mil) para contrarrestar  el recorte del gobierno nacional, que a fines de agosto, suspendió de forma temporaria (pero indefinida), la inoculación para los niños de once años, obligatoria por estar incluida en el Calendario Nacional desde el 2017. En el Ministerio de Salud informaron que las primeras dosis serán distribuidas a todos los centros de salud provinciales, entre hoy y el miércoles.
La Argentina tiene un calendario muy amplio con 16 dosis obligatorias (entre 2013 y 2015 se agregaron seis). Sin embargo las políticas de ajuste que lleva a cabo Nación en distintos ámbitos, llegaron también a este sector tan importante para la prevención de la salud. Por una decisión meramente económica, decidieron suspender la provisión de la vacuna antimeningocócica para los niños de once años.
“Es muy importante, que ha ingresado hace muy poco tiempo en el calendario nacional obligatorio, y que por las secuelas de la no aplicación, su faltante es un hecho que necesariamente tenemos que cubrir. En el presente año hemos recibido una cantidad de 14.400 dosis, que serían para todo el año. Esto significa que a la Provincia de San Luis en el año 2018, le llegó un 42% de las dosis necesarias para distribuir a su población”, explicó la ministra de Salud, Graciela Corvalán, en su despacho.
Luego agregó, de forma crítica: “El Calendario tiene una vigencia de hace ya 30 años, y ha generado un nivel de responsabilidad al Estado Nacional, porque tiene la obligación de proveer las vacunas, y a los Estados provinciales de colaborar en todo lo que significa la distribución y aplicación. Esta responsabilidad que asume el gobierno nacional es de una importancia humanitaria, porque lo que se está haciendo con esta obligatoriedad es precisamente la prevención de enfermedades, hasta incluso de muertes, en todas las etapas de la vida. Entonces desentenderse de esto es sumamente grave”.
Además de anunciar la suspensión temporaria de la dosis, en la Casa Rosada también informaron que las dosis para los bebés de tres, cinco y quince meses (para quienes es obligatoria), se proveerían con normalidad. En el Ministerio de Salud denunciaron que esto tampoco sucede. Por eso informaron que la adquisición de vacunas también comprende a este grupo de la población.
Rodrigo Verdugo, jefe de Epidemiología, detalló sobre los riesgos que implica para la sociedad, el que se discontinúe la provisión de las dosis: “El niño de once años, más allá de que es susceptible a sufrir la enfermedad, estadísticamente no es la población más afectada, que sí son los menores de 12 meses (principalmente los menores de nueve meses). Los comités científicos tomaron la decisión de aplicarla a los once años, porque la vacuna es nueva, fue incorporada en 2017. Todo bebé que fue naciendo desde esta fecha, va teniendo esta protección, pero qué pasa con los niños que nacieron antes. Una forma es retomar esa vacunación cuando cumplen los once años. Aunque sean estadísticamente pocos, pueden sufrir la enfermedad, pueden tener secuelas, y pueden fallecer, como ha pasado este año en el país, varias muertes de chicos adolescentes”.
Luego agregó: “La meningitis tiene procesos invasivos, que pueden afectar otros órganos blancos. Es rápida, es fulminante, y tiene una alta tasa de mortalidad. Por eso la necesidad de aplicar esta vacuna. Una vez que se sufre la enfermedad, se puede superar obviamente, pero las secuelas son muy graves, y la tasa de mortalidad es alta”.
Esta primera tanda de tres mil dosis llegó el viernes a las 18, y comenzó hoy su distribución a todos los centros de salud, que se extenderá hasta el miércoles. Señalaron que el viernes podría estar llegando el segundo envío de otras dos mil.
“El gobernador de la provincia, Alberto Rodríguez Saá, ha hecho la autorización para la compra de las vacunas correspondientes. Posteriormente iremos haciendo adquisiciones en la medida que el laboratorio Glaxo que las provee en el país disponga de las dosis, hasta cubrir la totalidad del faltante, por este incumplimiento de Nación en relación a su responsabilidad de cuidar la salud. Es muy importante transmitir esto a la sociedad, porque el gobierno provincial no deja desprotegida a la población sin esta vacuna, porque hace los esfuerzos presupuestarios para su adquisición”, concluyó Corvalán.

En contra de la baja de rango

La ministra Corvalán aprovechó para mostrar su postura respecto a que el Ministerio de Salud de la Nación haya pasado a ser una Secretaría, dependiente de la cartera de Desarrollo Social.

"No estoy de acuerdo con que se le haya quitado el nivel de protagonismo y de autoridad a una política tan importante, como es la de salud. Normalmente en salud, las decisiones son rápidas. Si cada política sanitaria tiene que depender de que el secretario de Salud pueda hablar con el ministro, para que tome conciencia del tema y tome una decisión, creo que estamos mal. Esto quita grados de libertad a la política sanitaria. Esto afecta a San Luis, porque por ejemplo este faltante de vacunas responde al ajuste. Entonces no nos llamaría la atención que estos casos se sigan repitiendo en el futuro", aseguró.
 
Fuente: El Diario De La República



Te puede Interesar