Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

11/10/18

El cooperativismo como convicción e inspiración

El cooperativismo es un movimiento con casi dos siglos de historia, aunque se basa en principios intrínsecamente relacionados con la naturaleza humana: la solución de problemas y necesidades comunes a partir de la suma de voluntades, con responsabilidades compartidas, en pie de igualdad y con una distribución solidaria y equitativa..



Surgió en épocas difíciles, y como todas las épocas de la historia, con características cíclicas, y no precisamente aquellas más favorables: la Revolución Industrial y el auge del neoliberalismo capitalista habían puesto en jaque a los trabajadores, a los que el magro ingreso fruto de arduas jornadas laborales ni siquiera les permitía el acceso a los mismos artículos que ellos producían y aún más grave: ni siquiera alcanzaba para solventar lo necesario para la subsistencia diaria.

En 1844, en la localidad de Rochdale (Inglaterra) nace la que se considera como la primera cooperativa en el mundo: un grupo de operarios industriales aportaba una pequeña cantidad para comprar mercadería al por mayor y luego distribuirla, abaratando costos. Con el tiempo estos objetivos de consumo se fueron ampliando y fortaleciendo. Más adelante, aparecerán las cooperativas de producción y de crédito, y son los inmigrantes europeos los que a principios del siglo XX introducen y promueven, con sus rasgos formales fundamentales, el movimiento cooperativista en Latinoamérica. Desde entonces, las diversas configuraciones históricas, los cambios coyunturales, también los obstáculos, debilidades y contraposiciones surgidas desde las circunstancias más inmediatas, no hicieron más que fortalecer el desafío que representa el desarrollo de un movimiento que así como pasó por momentos de expansión y retracción-- mantiene a lo largo de su evolución una constante: el llamado a conformar un sistema más justo e íntegro, capaz de beneficiar no sólo a sus miembros sino a la sociedad en su conjunto, allí donde cada cooperativa se encuentra inserta.

El surgimiento

En ese marco, tanto nacional como mundial, La Rioja sobresale por una iniciativa cuyo camino comenzó a trazarse --de acuerdo con los antecedentes adoptados por estudios históricos-- alrededor de 1958, cuando se producen los primeros pasos de lo que luego será el diario EL INDEPENDIENTE, que a partir de 1° de abril de 1971, con una trayectoria ya consolidada, se constituyó en la primera cooperativa periodística gráfica del país y, según algunos testimonios, sin parangón de emprendimientos similares en otras partes del mundo.

El proyecto original comenzó a entreverse cuando el dirigente radical Herminio Torres Brizuela fue electo gobernador de La Rioja y antes de asumir, junto a un grupo de intelectuales y periodistas, impulsó la creación de un medio gráfico que no dependiera del presupuesto estatal, como hasta entonces lo había sido el diario Rioja Libre por decisión de la anterior Intervención Federal impuesta a partir de la dictadura cívico-militar denominada “Revolución Libertadora”. Ese diario, netamente oficialista, sobrevivió hasta mayo de 1958. En ese tiempo, con el otorgamiento de un crédito, ya habían comenzado los ensayos en la imprenta de Guillermo Mac Lean instalada en calle 9 de Julio al 223.

Allí, un grupo conformado por el mismo imprentero como primer director y un staff periodístico entre los que sobresalían Alipio Paoletti, Ricardo Mercado Luna, Daniel Moyano, entre otros, lanzan el 12 de octubre de 1959 el número uno del diario ELINDEPENDIENTE, cuya tirada inicial fue de alrededor de 500 ejemplares.

El único ejemplar existente de lo que fue quizás el diario con el personal más joven del mundo (un promedio de 23 años), se atesora en el área de Archivo. Sobre la elección del nombre, igual al de anteriores publicaciones en la Provincia, no hay registro documental que la justifique.

Un año después se retiró Mac Lean y quedó conformada, mediante contrato suscripto por los hermanos Alipio y Mario Paoletti, Ricardo Mercado Luna, y Daniel Moyano, la Editorial Norte SRL cuya finalidad establecida fue la “editar un diario matutino de tipo informativo sin sujeción a ideologías determinadas, pero con opinión propia, sobre todos los problemas que hagan a la labor periodística informativa”.

Al poco tiempo, se retira el escritor Moyano y en 1966 la Sociedad de Responsabilidad Limitada se transforma en una Sociedad en Comandita por Acciones (SCA) incorporando nuevos socios. Desde mayo de 1961 hasta el Golpe Cívico-Militar de marzo de 1976, Alipio “Tito” Paoletti será el director y dejará marcada una fuerte impronta en la historia periodística de La Rioja.

“Hoy es siempre todavía”

Fue durante el 11° aniversario del diario, el 12 de octubre de 1970, que se produce el primer paso hacia la excepcional transformación por el que una empresa editorial conformada a partir de capitales privados continuará su andar como un proyecto cooperativo: ese día los directivos de la empresa editorial, con Tito Paoletti a la cabeza, anunciaron la intención de que EL INDEPENDIENTE fuera una cooperativa de trabajo, “una vieja aspiración, que significa llevar a la práctica las convicciones que el diario refleja cotidianamente”. Era también una tendencia que tomó fuerza en esa época en la Provincia, cuando se impulsaron varias iniciativas con esa modalidad.

Desde la Iglesia, el obispo Enrique Angelelli, promovía el movimiento. El propósito se concreta el 9 de abril de 1971, en el viejo edificio de la calle 9 de Julio N° 223, cuando se reúne medio centenar de trabajadores en respuesta a la convocatoria. En esa asamblea fundacional, quedan aprobados los estatutos. Tras ser refrendados los mismos por parte del Instituto Nacional de Acción Cooperativa y Mutual, queda oficialmente constituida EL INDEPENDIENTE, cooperativa periodística y gráfica de Trabajo Limitada”.

En la editorial publicada con motivo del 12° aniversario, queda reflejado que “El Independiente ha elegido transformarse en cooperativa de trabajo”, descripta como “una empresa común donde todos son dueños y todos son empleados, en la que los derechos y las responsabilidades, las cargas y los beneficios se reparten sobre todas las espaldas”, y lo hace “porque cree que el cooperativismo es una etapa necesaria y urgente para la solución de muchos de los problemas riojanos”.

Algunos de los principios y valores que alientan la visión de este tipo de asociaciones son la ayuda mutua, el esfuerzo propio, la responsabilidad, la democracia, la igualdad, la equidad y la solidaridad.

Desde su fundación como empresa, y a 47 años de asumir el desafío cooperativista, ese convencimiento se extiende en el tiempo y el espacio. Caracterizada como “un singular precedente en la historia del periodismo argentino y mundial”, Copegraf Ltda, editora de Medios EL INDEPENDIENTE, integra junto a otros emprendimientos del país, la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra), una expresión de experiencias de autogestión que reconoce en el diario nacido hace 59 años en la provincia de La Rioja a su antecedente primigenio, todavía a estas alturas, cuando más falta hace no dar ninguna lucha por perdida, motivo de orgullo e inspiración.



Te puede Interesar