Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

18/10/18

Trataron con éxito a mujer que sufrió un ACV

Por primera vez en la historia de la salud pública de La Rioja, el hospital Enrique Vera Barros, realizó con éxito una terapia trombolítica a una paciente, que sufrió un Accidente Cerebrovascular (ACV) isquémico..



Así se informó a través de un comunicado, en que se consignó que la  paciente de 66 años,  ingresó éste martes a la siesta por Guardia Central del hospital Vera Barros, con síntomas de debilidad en las piernas, brazos, parálisis facial y trastorno sensitivo que no le permitía sentir varias partes del cuerpo.

El coordinador de la Unidad de Terapia Intensiva, José Arroyo explicó que se le hizo una medicación denominada “trombolítico que rompe coágulos en el cerebro causado por un ACV isquémico”

“Se había formado un coágulo en alguna parte del cuerpo y viajó por medio de las arterias hasta el cerebro, donde se tapó una arteria cerebral que le producía debilidad en las piernas, brazos y no podía  hablar” explicó el neurólogo intensivista.

A su vez, comentó que la medicación se realizó por vía endovenosa, “ siguiendo un protocolo que les permitió saber si la paciente necesitaba ese tratamiento”.

Lo interesante “del trombolítico, es que no se le puede hacer a cualquier paciente, y tiene un determinado tiempo para hacerlo y que haga efecto” señaló Arroyo. Y agregó que el límite para hacer ésta medicación es hasta cuatro horas y media, desde que comienzan los síntomas del ACV. “Nosotros cumplimos con ese tiempo, y salvamos la capacidad de ésta paciente, para que vuelva a ser quien era con su vida normal”.

El coordinador de la Terapia Intensiva, agradeció a la jefa del servicio, Claudia Salguero “porque que nos da la libertad de trabajar cómodamente, coordinado con el equipo de la UTI y otros servicios del hospital”. Y también a las autoridades de la institución sanitaria “por garantizar que la medicación esté disponible para su uso en el hospital público, a pesar de que la misma es muy cara”.

También se resaltó el trabajo multidisciplinario que se realizó con ésta paciente “que ingresó por la guardia, y activó un protocolo donde se realizó rápidamente estudios de tomografía y laboratorio con resultados en el acto. Cuando teníamos el diagnóstico, colocamos la medicación y a los 55 minutos la paciente volvió a la normalidad recuperando el movimiento de las piernas, brazos y también el habla”.

Arroyo señaló que “el ACV isquémico, es un infarto cerebral que suele aparecer a partir de los 40 años en pacientes con factores de riesgo como, obesidad, diabetes, sedentarismo, fumadores, y con colesterol alto”.



Te puede Interesar