Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

21/10/18

Los riojanos pueden contratar viajes online en taxis y remises

EL INDEPENDIENTE cuenta cómo funciona la aplicación móvil surgida desde un taller técnico de La Rioja, en asociación con Mendoza, para competir con Uber. También se entrevistó a uno de sus responsables, quien afirma que “sólo pueden emplearla taxis y remises homologados”..



Una lluvia de octubre repentina, veredas que se angostan y calles céntricas que rápidamente se convierten en un desafío a los saltos. Aunque hoy se piensa más de dos veces, en ocasiones no queda otra alternativa que estirar la mano y parar al primer taxi o remis. La lluvia y el apuro son una buena excusa para entablar un diálogo, más si el conductor se muestra ameno y el estado del interior del coche es impecable: limpieza, aromatizante, cartelitos en perfecto orden y aire acondicionado para contrarrestar la humedad.

Durante este viaje, uno cualquiera, como podría haber sido en otro, pero no lo es, el pasajero es puesto en conocimiento de una particularidad cada vez más presente en la ciudad: la posibilidad de evitar el deambular por las calles en busca de transporte --con el inconveniente de mojarse durante una tormenta y perder valiosos minutos-- mediante el sencillo uso de una aplicación móvil. Muy similar a la controvertida Uber, ya que utiliza los mismos principios de software, pero con la que busca diferenciarse.

Uber, una empresa “tecnológica” hasta ahora vigente en Buenos Aires a pesar de una persistente oposición legal y resistencia en las calles del gremio de taxistas, asocia a los conductores y constituye una opción al servicio habitual. Hace poco, celebró el millón de pasajeros transportados por mes en Capital Federal  y promete avanzar sobre otros puntos del país.

La herramienta informática en cuestión, en cambio, surgió en parte de la iniciativa de un técnico electrónico que reside hace más de 20 años en La Rioja, Edgardo Salomón, quien junto a programadores de Mendoza conformó una sociedad comercial con domicilio en esta ciudad. Según declaró en diálogo con EL INDEPENDIENTE, la aplicación busca apoyar el trabajo de taxis y remises homologados, es decir, fomentar y hacer más eficiente el transporte diferenciado legal, y, de ese modo, contrarrestar la posible expansión de la multinacional, saliendo a competirle en igualdad de condiciones y en su propio terreno.

Al volante y en detalle

“Bajátela, es fácil, seguro y rápido. Es lo que se viene”, asegura el prolijo chofer de una tarde de lluvia, sin poder evitar el tono propagandístico. La impresión sobre la fuerte actitud de promoción que se viene llevando a cabo, se confirma con la abundancia de datos que el mismo hombre al volante generosamente proporciona para explicar cómo funciona.

“No sentimos que estemos haciendo nada ilegal, al contrario, protegemos nuestro laburo, y nos modernizamos”, señala sobre las ventajas y cuando se mencionan los cuestionamientos recientemente formalizados por parte de propietarios de taxis. “Estamos en regla, utilizamos la aplicación para brindar un mejor servicio y captar más clientes. Además, es más seguro, porque el pasajero cuenta con información antes de subirse”.

Luego, precisa: instalada la aplicación, al principio se le pide al usuario que se registre y que genere una contraseña. Entonces, estará en condiciones de acceso. “Al momento de requerir el servicio, se localiza la ubicación de la persona y se contacta a los coches disponibles en esa zona. El taxista o remisero tiene segundos para responder, si no lo hace, pasa a otro. En la aplicación el usuario puede ver la foto del conductor, la información del legajo y del vehículo, y también seguir el recorrido y el tiempo de arribo”, cuenta.

El chofer no tiene dudas de que finalmente el avance tecnológico se impondrá: “la verdad no sé por qué se oponen, pero no importa que se quejen, lo cierto es que este tipo de aplicaciones ya se están usando y funcionan”, asegura.

“Es legal y no perjudica a nadie”

Estos conceptos coinciden con lo expresado por el responsable de aplicación durante la entrevista. Salomón sostuvo que ofrecen “un recurso cómodo, transparente, que incentiva un mejor servicio porque el conductor puede ser calificado por el usuario y ambos suman puntos”. Insistió en remarcar que sólo trabajan con vehículos homologados: “usamos la misma tecnología de Uber, somos programadores, pero aquí no hay autos particulares, el requisito imprescindible para que el software impacte es que el conductor presente el legajo municipal y el registro profesional”.

Estas condiciones se verificarían a través de un entrecruzamiento de datos con el padrón de vehículos habilitados por el municipio. “En la actualidad tenemos más de 100 conductores registrados, esperamos pronto llegar a los 200”, proyectó el empresario. Por ahora, en periodo de prueba, la aplicación puede ser empleada de forma gratuita. Una vez consolidada, los conductores abonarían un “pequeño porcentaje por viaje”, que debería ser absorbido por ellos. Además, brinda la posibilidad de abonar no sólo en efectivo, sino también con medios electrónicos.

Mientras agrupaciones de taxistas pidieron intervención al Concejo Deliberante para que declare la emergencia del transporte diferenciado y uno de los aspectos que resaltan es la necesidad de regular las aplicaciones, Salomón, calmo de ánimo y sin entrar en polémicas, consideró que “los cambios siempre producen alguna resistencia. Lo cierto es que a la tecnología no la podés detener. Este sistema es muy práctico para todos”.

Arriesgó que quizás lo que genera oposición puede ser el desconocimiento y también el hecho de que podría darse competencia entre aplicaciones. “A veces sucede que algunos se cortan solos y quieren ser únicos”, señaló. La empresa/programa tiene la característica de ser un emprendimiento con intenciones de propagarse a nivel nacional. “Estamos en tratativas para llevarlo al interior de Córdoba y nos reuniremos con representantes del municipio de la capital de esa provincia”, adelantó.

Salomón cree que este tipo de tecnología captará mayormente a los jóvenes, mientras que las personas de más de 55 años conservarán los usos tradicionales. La pesadilla para este sector parece ser el todopoderoso Uber. Mientras los concejales analizan las posturas, desde La Rioja, entre computadoras, celulares y relojes taximetreros, hay quienes ya se preparan y se atreven a soñar. 



Te puede Interesar