Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

23/10/18

Falleció la mujer que había sido atropellada en Patquía por un ex policía alcoholizado

Gladis Tapia de 42 años falleció en la noche de este lunes en el hospital Enrique Vera Barros producto de las lesiones que tenía, tras haber sido atropellada el domingo último por un ex policía identificado como Ramón Nicolás Soria de 50 años, quien tenía 1,65 gramos de alcohol en sangre..



Gladis se encontraba internada en UTI del Hospital Vera Barros, desde el domingo, y por la gravedad de las lesiones los medicos debieron imnputarle una de sus piernas. Lamentablemente el estado de salud de Tapia se fue agravando cada vez más y en horas de la noche del lunes se conoció la triste noticia de su fallecimiento. 

El hecho

Según informaron a EL INDEPENDIENTE el jefe de la comisaría de la localidad de Patquía, en el departamento Independencia, Walter Fernández, y el titular de la comisaría Sexta de esta Capital, René Molina, el domingo por la noche y gracias a un trabajo conjunto, se logró detener a un automovilista alcoholizado que había causado un gravísimo accidente y se había dado a la fuga.

En este sentido, Fernández indicó que el domingo a las 19:45 aproximadamente, recibieron en la comisaría un llamado alertando que, por la Ruta Provincial Nº 27, a unos 10 kilómetros antes de la cabecera del departamento Independencia, circulaba un automóvil a gran velocidad y que iba zigzagueando por el camino. Por tal motivo, se decidió implementar un operativo en el ingreso del pueblo, pero este sujeto, que se conducía en un Fiat Siena color blanco, pasó de largo el control policial y de esta manera se inició la persecución de este vehículo.

Asimismo, en ese momento, tomaron conocimiento de que a unos 6 kilómetros de Patquía, esta persona había embestido violentamente a una motocicleta en la que circulaba una pareja, quienes resultaron con gravísimas heridas y debieron ser hospitalizados de urgencia. Sin embargo, nada de esto hizo que el fugitivo detuviera su marcha.

Ante esta nueva situación, y temiendo que el automovilista se perdiera del alcance de la Policía, el jefe Fernández dio aviso al Puesto Caminero Nº 1, ubicado sobre la Ruta Nacional Nº 38 en dirección a la ciudad Capital, advirtiendo que el Fiat Siena se dirigía para allá, pero tampoco lograron detenerlo.

Fue en ese momento que tomó participación personal de la comisaría Sexta, quienes recibieron la comunicación de que debían efectuar un operativo en el Acceso Sur a la Capital riojana, a la espera del vehículo.

En esta línea, René Molina, jefe de la dependencia, ordenó dividir a los efectivos en dos grupos: uno en la intersección de las rutas 38 y 25, y otras unidades distantes a dos kilómetros al sur de esta segunda ruta.

Finalmente se logró capturar al automovilista, siendo identificado como Ramón Nicolás Soria (50), con domicilio en el barrio Unión y Fuerza y que es sargento retirado de la fuerza. Su automóvil presentaba evidentes señales de haber embestido a una motocicleta con la parte izquierda del frontal, e incluso tenía incrustados restos de sangre, piel y hasta óseos en la chapa del rodado.

De inmediato se dio intervención a personal de la División de Accidentes Viales y Criminalística, por orden del juez de Instrucción Nº3, el doctor Gustavo Farías, se pidió la intervención de la Policía Técnico Judicial. Además, se le realizó un test de alcoholemia a Soria, el cual dio positivo arrojando el resultado de 1,65 gramos de alcohol en sangre.

El automovilista fue detenido y trasladado al Cuartel de Bomberos, mientras que el vehículo fue secuestrado. Vale remarcar que el detenido llevaba puesta una tobillera colocada en razón de una perimetral por una denuncia de violencia de género.

 



Te puede Interesar