Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

13/11/18

Inundaciones: Un bebé murió ahogado y 1.800 evacuados en la provincia de Buenos Aires

La víctima fatal es un bebé de 8 meses, que se ahogó en Virrey del Pino. La Matanza, Quilmes, Lomas de Zamora, Cañuelas y Marcos Paz son los distritos más afectados tras el temporal del fin de semana.



El fuerte temporal que azotó la provincia de Buenos Aires este fin de semana dejó un muerto (un bebé de 8 meses) y al menos 1.800 personas evacuadas en diferentes zonas del conurbano bonaerense. La Matanza, Quilmes, Cañuelas y Marcos Paz, donde las inundaciones colmaron viviendas y calles, son los partidos más afectados.

Las autoridades de la Provincia confirmaron que son más de 1.500 los evacuados por las lluvias en La Matanza, mientras que las localidades de Gregorio de Laferrere y González Catán son las más damnificadas del populoso distrito.

En un trabajo conjunto, el municipio y la gobernación entregaron 1.880 colchones, 2.120 frazadas, 1.760 almohadas, 5.930 artículos de limpieza, 15.463 litros de agua, 2.184 pañales, 136.400 pastillas potabilizadoras, 20.095 unidades de alimentos. Se enviaron también clavaderas, tirantes y chapas para asistencia de viviendas precarias.

Si bien la alerta meteorológica cesó y la tormenta ya paró, el nivel de los arroyos puede mantenerse alto todavía, provocando complicaciones. La lluvia caída este sábado sobre Buenos Aires y sus alrededores fue equivalente a 10 centímetros, la misma cantidad que la media en los meses de noviembre.

Desde el gobierno bonaerense estiman que el número de evacuados se irá incrementando en La Matanza pero disminuyendo en el resto de los distritos de no persistir las lluvias. Esto es por el agua que baja de Cañuelas, Las Heras y Marcos Paz por la cuenca del río Matanza.

Personal del Ministerio de Desarrollo Social también está brindando asistencia e insumos a los municipios de Berisso, La Plata, Luján, Pilar, Mercedes, Lanús, Esteban Echeverría, Marcos Paz, Saladillo, General Lavalle, Arrecifes y Avellaneda, donde además hubo cortes de luz, voladura de techos, caídas de árboles y derrumbes.

En Quilmes, por ejemplo, hubo barrios que quedaron 80 centímetros bajo agua y tapados de basura. Esas familias que perdieron todo ahora están recibiendo contención psicológica para volver a empezar. Personal de Defensa Civil y Bomberos trabajan contra reloj para asistir a las víctimas, sobre todo a mujeres y niños. Fuente: Infobae

 



Te puede Interesar