Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

10/02/19

La Rioja es la segunda provincia con la tarifa eléctrica más baja del país

La Rioja ocupa el segundo lugar entre las provincias con la tarifa eléctrica más baja. El dato no es menor teniendo en cuenta los numerosos aumentos dispuestos por el Gobierno Nacional en el servicio eléctrico en el país.



Estar entre las tarifas eléctricas más bajas en la provincia se relaciona directamente con la decisión política del gobierno riojano de hacerse cargo de los subsidios a la energía, lo que incluye también el referido a la tarifa social que beneficia a más de 40 mil familias.

Según datos relevados por la Fundación por el Desarrollo Eléctrico Argentino y reflejada en distintos medios nacionales, nuestra provincia se encuentra entre aquellas que tienen la tarifa eléctrica más baja.

El sitio web Infobae publicó un mapa de las tarifas de la energía eléctrica en la Argentina, en donde  muestra grandes distorsiones según el lugar donde se vive; además sostiene que por servicios similares hay precios que varían hasta en un 146 por ciento.

La tarifa más baja se encuentra en Río Negro, con $ 642 para el mismo consumo de 300 kWh y en segundo lugar  la provincia de La Rioja, para igual consumo $732,05. En Córdoba,  se paga la tarifa más alta, con un valor de $1.581 por una factura de 300 kWh mensuales; en la ciudad de Buenos Aires, las facturas por igual cantidad de kWh son de $851 para clientes de Edesur y $855 en el caso de Edenor.

En el caso de La Rioja, poder mantener los bajos niveles de facturación en las tarifas que llegan a los usuarios está directamente relacionado con la decisión política del gobierno provincial de procurar que los ajustes, los tarifazos, no repercutan tanto en las familias riojanas. Por ello es que la provincia decidió hacer frente con fondos propios a los subsidios a la energía, que incluye también el recientemente anunciado subsidio a la tarifa social, eliminado por la Nación.

En este sentido, cabe recordar que La Rioja es una provincia electrodependiente, por lo que realiza grandes esfuerzos económicos para mantener una compensación y evitar que los precios se disparen. Sin embargo, es constante la suba de los dos componentes más grandes que tiene la factura, que es generación y transporte de energía, algo que es facultad del gobierno nacional.

Las tarifas del servicio eléctrico subieron desde enero de 2016 a agosto de 2018 un 3.300%. El ministro de Infraestructura de la provincia Juan Velardez afirmó que "quien tiene en sus manos la política de  subir las tarifas es el gobierno nacional y, en ese contexto se han quitado subsidios al transporte y que el  costo de generación de energía también ha aumentado".

Reflejó que a la empresa provincial EDELaR, entre diciembre del año pasado y febrero de este año le subió el costo de la energía un 50 por ciento y agregó que la Nación prevé además otra suba igual del 50 por ciento hasta agosto de este año.



Te puede Interesar