Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

21/03/19

En el Día de la Poesía la escritora Teresita Flores reflexionó sobre sus inspiraciones

En el marco de celebrarse hoy el Día de la Poesía, Medios El Independiente destacó la extensa trayectoria de esta mujer poeta, docente, investigadora y profesora de Literatura que dedica parte de su vida a la escritura y a la poesía..



A metros de la casa de Teresita en el barrio Shincal se puede percibir el aroma a comida, el olor a esencias. No es un restaurante, es la casa de una exquisita poeta que entre sus inspiraciones y escritos se da tiempo y lugar para alabar a la comida y a los alimentos.

Son dos los lugares especiales donde Tere, como la llaman  cariñosamente, se puede encontrar con ella misma. Uno es en la cocina junto al calor de las hornallas y otro es su biblioteca, en donde resguarda más de 2000 títulos.

“No los tengo contados pero se que tengo muchos libros y es un lugar que nunca puede estar ordenado porque siempre estoy buscando algo para leer. También tengo libros en mi habitación, en el living, en todas partes podes encontrar un libro”, señaló Teresita al iniciar la entrevista.

Sus manos agrietadas por el paso del tiempo se encuentran intactas a la hora de narrar una historia. El tiempo no afectó en nada su capacidad para escribir y contar historias envueltas en poesía. Pero en el intento de describir quién es Teresita Flores, la poeta se definió “Teresita Flores es una docente loca, dedicada a la vida,  a la familia, a la poesía y a la investigación, esa soy yo. No sé si soy una gran escritora, no sé si soy grande. Creo que di lo que pude y lo seguiré dando en cuanto el intelecto me funcione”.

Asimismo detalló que “Un poeta se nutre del impulso de la creación que vive en uno, en la inspiración, el numen que no lo tienen todos lamentablemente. Para mi esto terminó siendo mi vocación. Vivo en un estado de poesía y así me caigo del pedal con frecuencia porque no todo en este mundo complicado de hoy es poesía”.

Mientras Tere continúa con su relato, Bety su ayudante, mantiene la hornalla encendida donde se cocina una exquisita salsa para tallarines. El aroma describe cada verdura y condimento que se encontraba en la olla. A fuego lento, el olor empezó a apoderarse de los estómagos, es que el reloj no sólo marcaba el mediodía sino que también anticipaba la preparación del almuerzo. “Mi cocina es mi lugar, aquí paso la mayor parte de mi tiempo, desde temprano estamos con Bety cocinando, es todo un ritual estar aquí”, sostuvo la escritora.

Del mismo modo aseguró que “yo pienso que cualquier persona puede ser poeta, cuando hay un pensamiento directo hacia la vida, porque poesía es vida, es el rescate de la vida. La poesía surge sola del numen que es un don que no todos tienen pero que lo pueden encontrar”.

“Hay poetas que van armando su trabajo pero también se necesita estudio y dedicación. Cuando uno lee a grandes poetas podemos ver cuántos valores tenían, cuántos valores dejaron en sus libros y en sus obras. Soy de las que cree en el libro papel porque cuando uno lo abre, lo lee y se deja hechizar por la poesía de los otros”, detalló.

También indicó: “No manejo mucha la tecnología, pero para mi el libro de papel es el que te da la impronta de leer. Cuando pienso que esto puede desaparecer creo que nos juega en contra. La poesía es uno de los más bellos artes, es la comunicación con el universo. Hay como un sexto sentido, es una comunicación extraña y bella que nos abunda”.

En tanto, Teresita anticipó que “estoy ahora escribiendo un nuevo libro que se llama  Saldos y retazos que es de prosa poética, lo escribo de a ratos. Todo inspira a un poeta. El dolor es el sentimiento que más poesía produce y las palabras son mucho más profundas porque lo va reflejando al sufrimiento”.

“Hay un gran abanico de temas que a la poesía la nutren como lo es la muerte, la ausencia, la alegría de la vida, cuando nace un hijo o un nieto, cuando uno logra algo y es feliz. Pero los mejores temas de la poesía son los linderos con el dolor” agregó la poeta. El amor es otro inspirador, pero hoy en día hay tantas tragedias, tantos celos entre la gente que algún día se amó y eso es una pelea espiritual que hay. Creo fervientemente que no se puede amar y matar después, eso me aterra, cuando veo que a las parejas se les acabó el amor a la vuelta de la esquina”.

Continuando con las inspiraciones, Teresita sumó que “la poesía cuando más le duele a uno, es cuando uno más la ama. Yo escribí mucho desde el dolor cuando murió mi madre, mi hermano. Duele tanto que lo queremos comunicar. La poesía es mensaje, es comunicación. El paisaje también nos impacta mucho y nos produce ese deseo de expresarlo a través de la palabra”.

“La comida es una de las cosas tan diarias y necesarias  e imprescindible que no podemos hacer otra cosa que alabar al alimento. Eso nos enseñaron nuestros aborígenes, a alabar al alimento, a nuestra madre tierra, lo cual también es inspirador para escribir y expresar”.

 

Que los jóvenes escriban

Sobre las nuevas generaciones de poetas, Teresita aseguró que “Aquí hay un gran caudal de jóvenes que escriben y me gusta que así sea. Porque nosotros los viejos que nos estamos yendo de la vida necesitamos ver antes de partir que haya jóvenes que sigan el derrotero, que sigan en este camino y eso para mi es maravilloso que los jóvenes escriban. Mi sugerencia para las nuevas generaciones de escritores es que lean mucho, que aprendan y manejen  las secuencias poéticas que son las figuras literarias, las metáforas, el decir y el crear”. 

“Hay mucha poesía joven que leí en este último tiempo y es bastante sorprendente y hermosa. Pero siento que deben trabajar más. Porque no es solo escribir el poemita y publicarlo sino que hay que trabajarlo para que sea lo más hermoso posible”.

 

Ferraro, un creador nato

Al finalizar, Teresita recordó algunos de sus poetas favoritos. Admiro mucho en La Rioja a Ariel Ferraro quien nos ha dado lecciones de poesías, ha sido un creador nato, eficiente con una obra bella. Maria Carmona también es otra excelente escritora, la verdad que hay muchos poetas que admiro, David Gatica, Ocampo de Chilecito. Pero hay tres poetas que me pueden que no son riojanos uno es Manuel J. Castillo, de Salta, Pablo Neruda que es hecatombe, un mar de poesía como así también Borges”.

“Quisiera enviar mi mensaje de felicitaciones  principalmente a una poeta Julia Carrizo de Pasos que acaba de presentar en Chilecito un bellísimo libro que se llama Liturgia de una tarde con Pájaros,  el título de esa obra ya es poesía pura. Al resto de poetas les diría que se atrevan, porque no hay peor diligencia que aquella que no se hace. Que escriban, corrijan y empiecen de nuevo, que jueguen con la palabra”.

Docente, poeta e investigadora

Teresita Flores riojanísima, nacida en Sanagasta, es docente, poeta e investigadora de temas relacionados con el pasado de América: historia, alimentación y mitología, entre otros.

Ha presentado sus obras en España, en el marco del Encuentro Mundial de la Décima y el Trovo en Ronda (Andalucía), en Chile, Uruguay, Bolivia, etc.

 

 



Te puede Interesar