Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

10/06/19

El trueque: Un espacio donde la solidaridad se motoriza sin dinero ni ayuda estatal

CHILECITO, (De nuestra agencia) Toda situación difícil o crisis, brinda la posibilidad de potenciar la creatividad de las personas o recrear viejos esquemas o estructuras sociales para poder sobrellevar la convivencia de las comunidades..



En una sociedad actual, donde la capacidad adquisitiva disminuyó notablemente, es difícil vislumbrar una salida, sin la motorización que otorga el  circulante (dinero) o sin la ayuda del gobierno, sin embargo existe un sistema,  tan viejo como la convivencia humana misma, que posibilita que la solidaridad se manifieste en su estado más puro y donde la gente puede intercambiar productos y servicios sin depositar dinero, ese sistema es el Trueque y es por eso que en Chilecito se creó La Red Solidaria del Trueque.

El barrio “Dorados Sur” es el corazón de esta organización, pero allí llegan familias enteras de otros sectores de la ciudad, e incluso de otros distritos y la “fuerza vecinal” ya se diseminó por otros barrios donde, también abrieron sus puertas y lo hicieron con gran éxito.

El trueque consiste básicamente, en intercambiar un objeto o servicio, por otro sin que medie dinero en la operación. En este sentido, puede decirse que forma parte de la prehistoria de la economía. Se trata del precursor del comercio como lo entendemos hoy en día y quizás de la primera forma de comercio que haya existido.

No obstante, la crisis hizo que este sistema regrese a las comunidades y este  grupo de chileciteños  se reúne y organiza encuentros donde “el dinero no es lo que importa” . Nació hace tres meses y en sus inicios contaba con siete personas y hoy son más de cuarenta las familias las que participan.

Cada persona que desee ingresar a la red pone el precio de sus productos o servicios, luego obtiene sus bonos en relación al valor de lo que sumó a la red y allí puede adquirir cualquiera de los elementos de los otros oferentes.

“Pelearla día a día”

Susana Gaitán es una de las impulsoras de la organización y en medio de la feria explicó que “creamos este grupo, porque vivimos  la necesidad y sabemos que tenemos que pelearla día a día, a nivel país, y de cada una de las familias y las personas, queremos aportar con solidaridad de todos para poder salir adelante”.

Agregó que “acá no circula el dinero, porque sabemos que salir a la calle para alimentar una familia, vestirla o entregarles los útiles escolares, es obvio que  todo es con dinero, pero  en esta red solidaria se lo hace por motu propio. Con el bono solidario donde cada producto, alimento calzado o ropa tiene una utilidad en relación a lo que necesita otra persona”.

Es así que una persona que “ofrece pan casero por ejemplo, puede llevarse de la red ropa, calzado, verduras, útiles escolares y hasta libros, por supuesto todo bajo el control de los organizadores que otorga transparencia al sistema”.

“Hay mamas con muchos hijos, esto los ayuda a salir un poco de la situación, a través de esta red se pude ayudar a conseguir dentro del trueque”, sostuvo Susana.

Un clima solidario y amistoso

Entrar al salón vecinal del barrio Dorados Sur, es inmiscuirse en espacio donde la familia comparte, los niños juegan entre ellos, los mayores toman mate y conversan amenamente, de esta manera  pareciera ser que además de un polo de despegue económico, es un sostén psicológico, que ayuda a sobrellevar la difícil tarea de mantener un hogar.

“Vivimos un clima muy lindo, la gente viene con mate, hay algunas conversaciones entre ellos, tampoco es que en lo que intercambio se refiere, sea todo muy estricto, se dieron algunos casos que para que se produzca el intercambio, alguien ofreció la mitad en efectivo, por ejemplo y si se pudo dar el mismo, todo es conversable, pero siempre con claridad para continuar dando confianza”, acotó Gaitán.

A esto, Soledad Moreta, otras de las impulsoras dijo “más allá de lo que se da es un espacio de aprendizaje entre mujeres y también hombres, todos vienen con su niños que juegan, comen, se divierten y a la vez intercambian sus  productos”.

Agregó que “este espacio está abierto para hombres y mujeres, acá se puede venir a charlar  con la gente y así sobrellevar  esta feria, es un espacio de encuentro donde la pasamos bien, por ahí hacemos sorteos, con tortas, canasta familiar, para generar un gran clima, eso lo hacemos todos los meses”.

 



Te puede Interesar