Diario El Independiente :: Edicin Digital
Aniversario 60 A
El Independiente Digital
Aniversario 60 A

08/11/19

Familia de atletas locales busca llegar al mundial de trail running

Los Paéz comparten sueños y una pasión deportiva. Carlos tiene 61 años y es el de padre de Sebastián y Esteban. Los tres son atletas y han participado en numerosas competencias con un desempeño destacado y varios podios. Hoy tienen como meta participar del Campeonato Mundial de Carrera de Montaña que se disputará en Villa La Angostura (Neuquén), en plena cordillera.



La Salomon K42 Adventure Marathon se realiza desde 2003 y es considerada una de las carreras más importantes del continente americano y del mundo. Su relevancia se acrecentará desde el 14 al 16 de noviembre próximos cuando se convierta en la competencia anfitriona de la fecha final del Campeonato Mundial de Carrera de Montaña.

Una familia riojana viene preparándose con tesón, mucha pasión y el sueño encendido de atravesar los agrestes paisajes patagónicos, en la cordillera de los Andes, compitiendo contra los mejores y representando a la Provincia. Se trata de los Páez: Carlos (padre), Sebastián (38) y Esteban (21) son atletas; Blanca, su madre, los apoya.

La trayectoria profesional de cada uno impresiona. Pero es el más joven, Esteban, el que hizo del trail runnig, como se conoce a la especialidad, un permanente desafiarse a sí mismo. Con sus antecedentes competitivos, alcanzó así a registrarse en el Mundial en la categoría élite. Hoy es el actual subcampeón argentino de carrera de montaña, este año ganó la Doble Milla Histórica de Famatina y en el 2018 el Campeonato Cordobés en 4 etapas de 21 kilómetros.

“Es parte de mi proyecto de vida llegar a estar en esa línea de largada, la de un Mundial en el que participan corredores de 45 naciones”, manifestó Esteban Páez en una entrevista con Medios El Independiente. Desde niño, practicó atletismo en el colegio y ya adolescente descubrió la pasión por las carreras de montaña. Hoy lo hace al mismo tiempo que estudia Ciencias Económicas.

“A partir de ese momento, corrí todos los años en competencias”, relató, “siento mucha satisfacción al hacerlo, porque en ese momento el corredor está solo, por más apoyo externo que tenga, enfrenta sus propios miedos y tiene que superarse a sí mismo todo el tiempo. Hay que vencer eso que en la cabeza te repite que tenés que parar. La mente lo es todo”.

Altura y nieve

Esteban llegó a clasificar entre los cinco argentinos que será de la partida en la categoría elite de la Salomon K42, luego de obtener este año el subcampeonato nacional. Fue parte de una preparación progresiva, con carreras a lo largo de todo el 2019, y que incluyó una estadía de dos semanas en Famatina. “Ascendimos a más de 2.000 metros de altura e hicimos un entrenamiento intenso”, indicó.

El cierre del Mundial se extenderá por 42 kilómetros y se dividirá en dos fases. Se estima que será una carrera “bastante complicada, puede tener una duración entre cuatro y siete horas, dependiendo de la fase y de los competidores. Vamos a través de los cerros, a 1.700 metros, y nos va a tocar una zona de 10 kilómetros de nieve, con mucho cambio de temperatura. Hay que salir lo más rápido de ahí”.

Por su parte, Carlos viene de lograr el primer puesto en las últimas dos ediciones de Sanagasta Corre y Sebastián, quien se especializa en carreras de obstáculos (OCR), ganó el año pasado la Terror Run 10K. Ellos dos participarán el 14 de noviembre dentro de otra modalidad de carrera: la Salomon K15, con un recorrido de 15 kilómetros a través de la cordillera. “En nuestro caso, venimos del deporte motor (rally, karting), luego decidimos dejar la máquina y empezar a usar nuestra máquina natural, el cuerpo”, contó Sebastián. “Fue Esteban el que nos metió en esto, nos gustó y seguimos compitiendo”.

 

Necesidad de apoyo

El difícil contexto económico impactó en todos los sectores, también en el sueño deportivo de los Páez. Luego de inscribirse en la carrera y de serles confirmada la participación, el valor del dinero que lograron reunir se vino en picada. “Nuestro problema ahora es el traslado, ya que por el poco tiempo que resta, y dado la escasa diferencia en el costo, lo conveniente es hacerlo por vía área”, explicaron.

“El tiempo que demoramos en llegar a Villa La Angostura implica una fuerte desventaja, por el cansancio y la falta de aclimatación y concentración. Nosotros llegaríamos a muy poco de la competencia, el mismo día”. Esto afecta sobre todo a Esteban, ya que su categoría comprende preparativos especiales.

“Alcanzamos a cubrir la mitad del traslado, pero nos quedamos cortos”. Por este motivo, buscan apoyo por parte de las autoridades provinciales. “Ojalá puedan ayudarnos. Siempre competimos y es la primera vez que nos pasa de quedarnos cortos en presupuesto. La situación nos jugó en contra, no quisiéramos perder la oportunidad de estar en el Mundial porque viajar ahora al extranjero es casi imposible”, expresaron. Acostumbrados a los desafíos, se ilusionan una vez más con dar vuelta las dificultades y superar los obstáculos. Correr venciendo los límites y abriendo una posibilidad concreta.

 



Te puede Interesar