Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

26/06/20

No hablan pero… sufren las consecuencias

En mi larga experiencia profesional, he atendido innumerables casos de animales, que por sus características, son pacientes que han sufrido las consecuencias del trato desaprensivo de sus propietarios, que no saben y tampoco buscan asesoramiento, respecto a las dolencias o conductas de su mascota.



Por Antonio J. Turbay - Medico

Veterinario - MPN°: 001

 

Este artículo está dedicado a despertar en los propietarios, un sentimiento de responsabilidad respecto a la acción que van a realizar sobre su mascota, y en el mejor de los casos, acudir a una consulta con su veterinario para asesorarlos si están en lo correcto.

La tenencia de mascotas y comúnmente perros se ha convertido en moda, y también sobre la elección de la raza a criar, debemos asesorarnos primero, para evitar accidentes, sobre todo cuando se trata de animales de gran porte. No hay razas buenas o malas, sí toda una metodología para educarlas y evitar que se conviertan en fieras, causando muchas veces daños irreparables.

En nuestro Colegio disponemos de material para la realización de talleres sobre “Tenencia Responsable de Mascotas”, material valiosísimo a la hora de que nuestros niños conozcan y valoren sus mascotas.

Es necesario insistir con este tipo de artículo, ya que a menudo también vemos en los medios de comunicación que tal o cual organización intermedia, o entidad pública organiza una campaña de “vacunación contra la sarna”, mal llamada vacunación, que no es organizada ni tampoco supervisada por un profesional Veterinario. También debo referirme a la aplicación de inmunógenos o vacunas que sí son preventivas, sin que dicha practica se realice por el profesional, con un total desconocimiento de lo que esta práctica significa, y de la conveniencia o no de su aplicación de acuerdo a un sin número de factores que condicionan el éxito de su aplicación, es decir para que el resultado final sea la protección efectiva contra determinada enfermedad.

Nosotros los Veterinarios, hemos debatido in extenso sobre la conveniencia o no de involucrarnos en este tipo de prácticas, que mas que un efecto sanitario buscan en la mayoría de los casos un efecto político, y siempre concluimos en la necesidad de acercarnos a los organizadores de tales campaña a los efectos de asesorarlos y poner a su disposición nuestros conocimientos para lograr un mejor resultado.

Este ejemplo de la “vacunación contra la sarna” es una de las prácticas que mas se efectúan, y no siempre se realizan con el específico adecuado. En un comunicado del Director de Agroquímicos, productos farmacológicos y Veterinarios, Dr. Eduardo Butler, comunica que “el principio activo denominado IVERMECTINA, se encuentra registrado en este organismo como endectocida para su uso en las especies bovinas, ovinas y porcinas, en forma de solución inyectable. En la especie canina, solo tenemos aprobados comprimidos como preventivos para Dirofilarias Inmitis (Gusano del Corazón). No se encuentra aprobado su uso en caninos con otras indicaciones y presentaciones, dado que el producto es nocivo para caninos razas asiáticas; no se puede conocer en mestizos el porcentaje genético de razas asiáticas que pudiere haber, por lo tanto no se puede conocer la inocuidad”.

En otras palabras lo que quiero manifestar, es nuestra preocupación, por evitar sufrimientos innecesarios en nuestras mascotas, que como seres vivos, sufren y manifiestan su desagrado, a veces con conductas que son mal interpretadas por los neófitos. 

Buscamos crear conciencia en la comunidad, que tanto quiere a los animales, que no debemos realizar ningún tipo de acción, sin antes consultar al profesional veterinario, quien esta capacitado para interpretar y solucionar cualquier tipo de afección o conducta, que no sea considerada normal. Si Ud. realmente ama a sus animales, que tanto amor le brindan,  sin pedir nada a cambio, porque no hablan y no se quejan, como los humanos, consulte y luego actúe,  que su mascota le agradecerá con un movimiento de cola o un lengüetazo. 

 

 



Te puede Interesar