Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

15/09/20

¡Se hunde mi barca!

¡Bendiciones familia! Permítame dejarle una Palabra de DIOS en (Marcos 4:37).



“Pronto se desató una tormenta feroz y olas violentas entraban en la barca, la cual empezó a llenarse de agua.

Pero Jesús se había dormido en la parte de atrás, apoyado sobre una almohada. Lo despertaron y le dijeron: — ¡Maestro! ¿No te importa que nos estemos hundiendo?

Jesús se levantó y dió una orden al viento, y dijo al mar: — ¡Silencio! ¡Quédate quieto! El viento se calmó, y todo quedó completamente tranquilo”

Evidentemente, estar con Jesús, no te exime de las tempestades, vendrán furiosas para destruir, tu vida tu familia,  salud, sueños, pero podemos tener la seguridad que no nos hundiremos-

¿Viste que estaba todo tranquilo en tu vida? Paz, buena salud, podías comer de todo, este año te ibas a recibir, ya tenías asegurada tu economía, dinero no te iba a faltar, estabas tan seguro de vos mismo.

De repente, todo se puso negro, y llegaron las malas noticias, y todo se derrumbó, muchos están desesperados, intentando salir a flote, otros cansados y viendo la tragedia.

Amigo, es que vas solo, y sin Jesús, es inevitable que  de repente, todo se precipite.

Mira Las dos escenas en el pasaje que leímos, la primera: los discípulos sacando agua, casi extenuados, en el límite de sus fuerzas, ya se veían venir lo peor,

 Segunda escena: JESUS durmiendo, tranquilo, la furia del viento, la barca sacudida, el agua entrando por todas partes, y EL… dormido. 

Jesús, tiene dominio y control absoluto, de nuestras más grandes tempestades, EL sabe todo, y te ve a vos desesperado, y mientras lo intentes con tus fuerzas, todo se irá hundiendo más, pero si lo llamas a EL, en un segundo dará su orden y las crisis, las enfermedades, aún la misma muerte, tendrá que obedecer.  

Amigo no viajes solo por la vida, seguro que vas a necesitar a JESUS, invítalo a tu casa, a tu vida, rendi tu voluntad a EL,  y ahora si viaja tranquilo, cuando estés  en una furiosa tempestad, Tené paz, no te hundirás, no morirás, despiértalo a EL…. JESUS, JESUS siempre EL, bastara una orden y toda tempestad. Todo imposible, toda oscuridad, se calmará, hoy es la oportunidad de invitar a JESUS, te aseguro que tu vida será hermosa si EL va con vos, Oremos.