Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

13/10/20

17 de octubre de 1945 – 17 de octubre 2020. Hacia una nueva síntesis

Todos vivimos asombrados y sin repuestas ante la tragedia que significa del Covid 19 en el mundo. En ese marco de incertidumbre por la maldita pandemia y la decadencia generalizada de nuestra patria, tenemos justamente que recordar la principal fecha del Peronismo: el 17 de Octubre de 1945.



Por Guito Vergara

Sin el calor de la mística como otras veces, sin el rugido de las plazas que grita contenta su alegría, porque habían descubierto su encuentro con Perón, para luego hacerlo, como un rio en pendiente, en todo el territorio nacional. En el marco deprimente de nuestra agobiante realidad, con altos niveles de desocupación, de pobreza, con un futuro que desfallece sin horizonte y que obliga a pensar en tener que emigrar hacia rumbos desconocidos, llenos de   incertidumbre, con nuestros bancos vaciados por el dólar y con un presidente que duda. Ahí, en ese enclave del tiempo, en el proceso histórico de 73 años, debemos evocar el nacimiento de nuestro 17 de Octubre de 1945, que fue vida, porque fue el germinar de los trabajadores como clase y el vínculo inquebrantable con su líder el general Perón. Pero para ser honesto con nuestro movimiento y consigo mismo, hoy también, recordando el 17 de Octubre, no podemos callar: “que lo que no pudo silenciar la dictadura del General Videla, lo hizo la corrupción y el olvido. El proyecto de Perón y Evita fue tergiversado o reemplazado por el de sus enemigos históricos. Aun hoy sus impostores lo siguen usando, bajo el paragua del General, se cobijaron todo tipo de arribista y embaucadores que censuraron y falsificaron el corazón de su proyecto”. El 17 de Octubre de 1945 nace a la vida política de la Argentina y de Latinoamérica el Movimiento Nacional Peronista. Irrumpe de manera impropia para sorpresa de las clases dominantes, que venían sometiendo al pueblo a través del fraude patriótico, los gobiernos corruptos y la entrega de nuestras riquezas al neocolonialismo anglosajón. La llamada Década Infame se derrumba ante la llegada de este nuevo emergente político y social de la Argentina silenciosa, que descubre la existencia de un nuevo actor en la vida política nacional: los trabajadores, que abrazaran desde entonces con pasión la identidad peronista. No obstante, pensamos, que no hay gobernabilidad ni cambios posibles sin el peronismo y los trabajadores, por cierto, con la suma de otros sectores hasta llegar conformar una gran mayoría. Separada la paja del trigo, marcar distancias de las causas por corrupción, debemos animarnos a un dialogo profundo en el Movimiento. Debemos tomar desde los umbrales de este 17 de Octubre atípico, para convocar y debatir una nueva síntesis del campo popular y nacional. Estamos ante el fin de un ciclo histórico neoliberal que ha degradado la nación y ha provocado el mayor fracaso económico, político y social de estas décadas. Perón se cansó de decir “el movimiento peronista no es sectario ni excluyente y se formó con trabajadores, empleados, profesionales, sindicalista y militantes que venían de todos los partidos o no votaban porque el voto no les resolvía nada.” Necesitamos promover una nueva síntesis, rompamos las barreras prejuiciosas que nos han separado y rescatemos el dialogo, la confianza y la amistad con todos los compañeros que vienen de las causas populares: peronistas, radicales, socialistas, progresistas, sindicalistas, militantes sociales, de izquierda y la muchedumbre sin partido que está sola y espera. “El principio de dividir para reinar ha sido uno de los predilectos en el arsenal de los recursos colonialista. Es el que mejor ha ayudado a los monopolios estadounidense para apoderarse de las riquezas naturales de las naciones latinoamericanas”. (Perón, la Hora de los Pueblos, 1968). Ante la agonía del pejota los peronistas debemos convocar y construir el Proyecto Nacional. Un Gran Frente Nacional, que nos contenga a lo largo de toda nuestra historia, desde la defensa de nuestro territorio ante las invasiones inglesas, Mariano Moreno y la Primera Junta, el Ejército de liberación nacional de San Martin, el Partido Federal de Dorrego, Gervasio de Artigas, la mesena de Caudillos Federales, la Revolución del Parque Leandro Alem, Hipólito Irigoyen, Perón, Evita, Alfonsín, Monseñor Angelelli. Frente a las manipulaciones y la falta de oposición, sigue vacía la avenida de una oposición que esté dispuesta a construir una fuerza transformadora. El pueblo trae en la mochila la memoria de luchas sociales y un bagaje de experiencia y saberes que está vivo. En el recordatorio de este 17 de Octubre, los peronistas hoy más que nunca, queremos ser artífices de nuestro propio destino y no ser víctimas ni instrumento de la ambición de nadie.