Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

20/10/20

Comienzan las obras del programa de Patrimonio y Turismo Sostenible en el interior

Cuatro departamentos recibirán esta semana el primer desembolso de un millón de pesos destinados a la puesta en valor de su patrimonio, como parte de las acciones previstas en el Plan Federal de Turismo y Culturas lanzado por el Gobierno provincial. El programa contempla la inversión de 5 millones de pesos en cada uno de los 17 departamentos del interior de La Rioja.



El primer desembolso de un millón de pesos llegará esta semana a cuatro de los 17 departamentos del interior provincial, cumpliendo la primera de las cinco cuotas que contempla el Programa de Patrimonio y Turismo Sostenible que lanzó el gobernador Ricardo Quintela junto al ministro de Turismo y Culturas el pasado mes de agosto. La inversión final de 85 millones de pesos contempla la puesta en valor de un sitio histórico, cultural o turístico por cada uno de los departamentos, luego de que un equipo técnico de este Ministerio evaluara las 17 propuestas presentadas por los municipios.

Cabe recordar que este programa forma parte del Plan Federal de Turismo y Culturas que puso en marcha la Provincia en plena pandemia, un ambicioso plan que busca dotar en forma equitativa a todos los departamentos de recursos económicos, humanos y técnicos para revalorizar sus propuestas turísticas de cara a la nueva normalidad.

“Queremos destacar el impacto positivo que tuvo nuestra propuesta en todos los municipios, que hicieron llegar inmediatamente sus necesidades y sus proyectos para ser analizados y aprobados. Estos primeros cuatro departamentos (Castro Barros, Vinchina, San Blas de los Sauces y Arauco) están dando el puntapié inicial para rescatar nuestro patrimonio riojano, para que lo disfruten no sólo nuestros comprovincianos, sino también el país y el mundo”, aseguró Gustavo Luna.

Los proyectos en marcha 

En Castro Barros se aprobó la restauración del Oratorio de los Villafañe. El oratorio se encuentra ubicado en una estratégica zona que colinda con la Iglesia y Plaza principal de Aminga otorgándole una permanente visita tanto de lugareños como foráneos. Su característica arquitectónica impactante es la espadaña con sus dos arcadas para los campanarios y la escalera de piedra que la contiene.

La nueva funcionalidad del Oratorio será al aire libre, donde se rescata y restaura la fachada general y se contextualiza virtualmente el antiguo espacio nave, hoy inexistente. El proyecto de refuncionalización del oratorio será acompañado con una propuesta de intervención del espacio público que lo rodea, con la incorporación de mobiliario urbano (bancos, cestos, farolas, etc.), pisos ornamentales y rescate de la forestación autóctona existente.

En Vinchina, la inversión se hará en el Parque Arqueológico Estrellas. Actualmente el Parque se encuentra en estado de abandono, y ha sufrido daños sobre las estructuras existentes (destrucción de senderos, grafitis en el centro de interpretación, residuos dispersos por todo el sitio, etc.), por lo que el proyecto se propone importantes obras de puesta en valor.

En San Blas de los Sauces se intervendrá el Sitio Arqueológico de Hualco, de gran valor cultural, científico y turístico, que cuenta actualmente con un circuito delimitado con senderos y cartelería basado en guión científico; además posee un centro de visitantes con recepción, sanitarios y sala de interpretación con algunos objetos arqueológicos que sirven como disparadores para completar el contenido e interpretación del sitio. También cuenta con un espacio de descanso con sombra, mesas y sillas, y un kiosco. En este proyecto se plantea una amplia confitería/mirador que cuente con los servicios esenciales para recibir turistas y que posibilite la llegada de contingentes de turistas, de jubilados, escolares, etc.

Finalmente, en Arauco se prevé la puesta en valor del paseo cultural / regional del Viejo Hotel y de la iglesia Santa Teresita. Se plantea la restauración de un antiguo edificio ubicado en la localidad de Santa Teresita. El mismo se presenta como un bien patrimonial debido a la historia que lo antecede. En este sentido se presentan dos espacios de intervención, por una parte, las ruinas de una antigua Iglesia y por otro un viejo Hotel.